Secciones

Medicina y Salud

Enfermedades

Anatomía

Biología

Nutrición

Ingeniería

Química

Física

Tecnología

Astronomía

Lógica y Matemática

Más Publicaciones

Publicar Artículos

Eventos

Enlaces

Tècnicas de conservaciòn de piezas anatòmicas


Enviado por Dr.Flavio Correa Alarcòn
Código ISPN de la Publicación: EEZpFyEFuFONFHHcRn


Resumen: La conservacion consiste en la preparacion, mantenimiento y proteccion de una pieza, con vistas a mantenerla en su estado primitivo o en un estado semejante a lo vivo.


   

  

HACER UN LIBRO O ESCRIBIR UN TRABAJO CIENTÍFICO, NO SIGNIFICA MÉRITO ALGUNO SI ESTE NO ES CAPAZ DE MEJORAR AL INTERESADO
DR. FLAVIO CORREA ALARCÓN

INTRODUCCIÓN
1. MATERIAL DE CONSERVACIÓN
· Recipientes
· Marcas, señales, etiquetas
· Cementos

2. TÉCNICAS DE CONSERVACIÓN Y EMBALSAMAMIENTO
a) Técnicas especiales:
· Conservación de animales marinos
· Conservación de pequeños mamíferos
· Taxidermia

b) Conservación y embalsamamiento
· Evolución de esas técnicas
· Conservación de cadáveres
· Conservación de las piezas

c) Inclusión- recubrimiento
1. Realización:
· Preparación
· Recubrimiento-envoltura
· Vaciado
· Pulido

2. Aplicaciones

3. Material
· Celuloide
· Colodal
· Resina de poliéster
· Resinas acrílicas y metacrílicas
· Otras resinas.

TÉCNICAS DE CONSERVACIÓN
DEFINICIÓN
La conservación consiste en la preparación, mantenimiento y protección de una pieza, con vistas a mantenerla en su estado primitivo o en un estado semejante a lo vivo.

La prehistoria nos familiariza con tales procedimientos ( matus de Liberia, Hombre de Tellunt), pero eso se trata de fenómenos naturales donde los cuerpos se mantienen intactos o casi intactos, por una turba particularmente ácida o por un suelo congelado de forma permanente.

Es en el Egipto de los faraones de donde se rescata el enfoque de verdaderas técnicas de conservaciones anatómicas. Recordemos solamente la cantidad de momias humanas y de animales entregados por la Necrópolis del Nilo. Se trataba entonces de una cuestión religiosa: la supervivencia post-mortem del doble material no podía estar asegurada si no subsistía el cuerpo, o al menos la imagen. De ahí la profusión de estatuas, retratos destinados a suplir la descomposición del difunto; de ahí todas las indagaciones e investigaciones destinadas a preservar el cuerpo de la putrefacción el mayor tiempo posible. La momificación no se aplica solamente a los humanos, se conocen miles de momias felinas de Bubaste, saurios de Hierópolis; sin olvidar los toros sagrados de la Necrópolis de Thebas. Los animales, además de imágenes privilegiadas de divinidad, beneficiaban la inmortalidad conferída por la momificación después de la muerte. El estado de conservación es tal actualmente, que numerosos estudios médicos han sido en base a esto. Es cierto que la sequedad del clima de Egipto ha favorecido este fenómeno.

Fuera de este período las técnicas se mantienen bastante rudimentarias. Durante la Edad Media, los reyes de Francia son embalsamados antes de darles sepultura en Saint- Denis, pero el método era poco elaborado o difundido.La suerte del Condestable de Guesalín es evocadora de esto: muerto en Anverne (Provincia francesa, Capital Clarmont) fue enterrado en Saint-Denis (Catedral situada al Norte de París) después de haber permanecido con anterioridad posiblemente hervido, para evitar una prematura descomposición.

Aquí es necesario reconocer que se trata de casos muy particulares. Sin embargo, la técnica de embalsamamiento ha hecho notables progresos durante el transcurso de los siglos. Los egipcios adquirieron una maestría incomparable en este arte y bien pueden ser considerados como los precursores de un método, practicado actualmente, sobre todo en los Estados Unidos, donde la “Funeral Homes” se especializa en esta forma de sepultura.

I- MATERIAL DE CONSERVACIÓN
1. Recipientes:
Antiguamente se empleaban recipientes de cristal transparente, llenos del líquido conservador, donde se sumergía la pieza anatómica a conservar. De acuerdo a su densidad esta podía flotar en el líquido o caer al fondo del recipiente. La mayoría de las veces el espécimen se alzaba con una cuerda y se colocaba una placa de cristal transparente coloreada de azúl oscuro o negro si se quería obtener un contraste.

En la actualidad se prefiere presentar las muestras en recipientes de material plástico, transparentes, que son mucho más ligeros y menos frágiles.

AUTORES QUE HAN TRABAJADO EN ESTE TEMA
· Audette (L. G.) “A Method of construction plastic display jara”
Anat. Rec. 1985, 163. (383-387)
· Essemberg (J.M.) “Containers for sagital and frontal sections of cadavers”
Anat. Nac. 1928, 42 (376-379)
· Fenton (E.E.) “A design for PREFEX suseus jara”
J. Med. Lab. Technol. 1956, 15 (249-232)
· Sandi (T) “Modelo de Cuba para coservacao de cadáveres
Folia Clin. Path., 1958, II, (92-95)

Se pueden utilizar también sacos de material plástico que recubren el objeto que se quiere conservar, manteniendo su forma exacta, y cuya manipulación posterior el más fácil.

AUTORES QUE TIENEN TRABAJOS PUBLICADOS SOBRE EL TEMA:
· Lampartico (P.) “Conservations de pexi anatomici in sachetti diplastica”
Arch.Ital.Snat.Istil, Patol., 1930, 35, (341-343)
· Roussy (G.) “Conservation des pieces macoscipiques dans la gelatina glycerinee en biotes de Petri”.
C.R. Soc. Siel., 1909, 66, (308-309)

El último procedimiento se aplica solamente a objetos pequeños. En general esta forma de conservación es similar a las técnicas de inclusión y de recubrimiento o envoltura que posteriormente consideraremos.

2. Marcas, etiquetas.
El material debe estar a prueba de agua. Para ello se emplean los creyones grasos (lápices cristalográficos) que se utilizan con frecuencia en Histología (Laboratorio).

3. Cementos:
Los recipientes, una vez llenados, son sellados con cementos como la masilla o alguna resina especial (que sea impermeable) que impida la penetración del aire.

AUTOR CON TRABAJOS AL EFECTO
· Joram (P.) “A new sealing compoud for meseum jara”
Anat. Rec. 1964, LAB-4, (631-632)

II - TÉCNICAS DE CONSERVACIÓN Y EMBALSAMAMIENTO

1. Técnicas Especiales:
Hemos agrupado aquí los procedimientos particulares de conservación de algunas piezas o muestras museables como:

a) Conservación de animales marinos
b) Conservación de mamíferos
c) Taxidermia

La taxidermia es una técnica muy particular. De hecho se trata lo mismo de una técnica de conservación que de una técnica de reconstrucción.

El procedimiento de esta técnica es sencillo: después de la evisceración total se procede a la ablación de los músculos, de la mayor parte de los huesos, y la piel es tratada con alumbre u otro material. Luego se recose con un relleno de paja, estopa y una armazón metálica.

AUTORES CON TRABAJOS DE TAXIDERMIA
· Boudarel (A.) et Didier (E.) “L´art de la taxidermia au Xxesiecle”
Encyclopedie Biologique. Om. Paul Lechevalier, Paris, 1948.
· García (N.G.) “Taxidermia General”
Omp. El Ideal Gallego, La Coruña, 1960 (213 p.)

2. Conservación y Embalsamamiento.
Hemos agrupado bajo este título a numerosos procedimientos de embalsamamiento y conservación, sin referencia particular a los medios de conservación que hemos citado.

El arte de embalsamar es muy antiguo y la literatura al respecto es muy rica. Con el correr de los siglos se han hecho ensayos tentadores para obtener una conservación sin evisceración, inyectando líquidos conservadores. Las motivaciones religiosas dieron paso a consideraciones científicas y las piezas anatómicas pueden estudiarse después del tratamiento.

a) La evolución de estas técnicas ha sido descrita mediante trabajos de los siguientes autores:
· Coliez (A.) “De la conservation artificialle des cadavres. Historique Technique moderne des embaumements”.
Th. Paris, 1927, No.506.
· Darwish (N.J.) “Les Méthodes des embaumements en Egypte et en China”.
PV. Toulon, 1934.

b) Conservación de cadáveres:
· Aea (P.) “Un progés dans L´embaumements”
Rev.An. Ass. Anat, Lisbonne, 1933.
· Bouchard (A.) “Notes sur les inhections conservatricas en usage a L´Institute Anatomique de Bordeaux”.
J. Med. Bordeaux, 1896, 16, 521
· Farris (E.J.) “Permanent preservation of the hymen body by infiltration”.
Science, 1932, 75 (172).

c) Conservación de piezas:
· Brown (D.) “Clean anatomical specimens”.
Med. Biol.Illus., 1958, 8 (30-33)
· Hidelbrand (M.) “Anatomical preparations”
University of California Press.

III- INCLUSIÓN-RECUBRIMIENTO
La inclusión y el recubrimiento son los casos particulares de conservación que permiten inmovilizar todas las estructuras de forma definitiva. La protección de los organismos muertos contra el medio ambiente, la humedad de los agentes que favorecen la descomposición, se realiza mediante una copa de celuloide o sea una película impermeable.

La técnica del recubrimiento es simple, ya que se pueden recubrir las piezas, después de inyectarlas con un líquido fijador, con una película plástica, transparente y lo suficientemente impermeable como para protegerlas de la desecación y del moho (Lassoise).

El método de inclusión propiamente dicho, necesita del empleo de materias plásticas transparentes, duras, que se retraigan poco al secado. Las resinas sintéticas de poliéster poseen esas propiedades, al igual que ciertas resinas metacrílicas, aunque más teñidas.

Según las pruebas de Pavaux (Claude), las resinas como L´Acrest 6302, el Palatal P 63 F, el Sarpon NR 19 W, el Torolithe 1775 R, el Rodester 1106 y el 1108 CPEL ( ligeramente azulado) pueden ser utilizados a menudo con éxito, pero estos productos no son mixibles para los tejidos blancos o poco hidratados.

REALIZACIÓN
La inclusión se realiza en cuatro tiempos:
a)
Preparación de la pieza: las muestras o piezas deben ser limpiadas y luego enjuagadas en acetona. Las muestras blandas son fijadas y deshidratadas, pero esto altera los colores. Para evitar este inconveniente, el profesor Pavaux recomienda una envoltura previa del tejido no tratado con redoviol, que es un tipo de alcohol de polivinilo soluble en agua, pero no en los solventes orgánicos. El molde que se necesita para la inclusión puede ser de cartón ( que no servirá más que para una vez); otros pueden ser de placas de cristales unidas por cintas adhesivas ( esparadrapo), otras de plástico flexible, etc. Los moldes de goma son los mejores, ya que se pueden utilizar con más frecuencia. (Nota del autor de este trabajo).

b)
Recubrimiento o envoltura: una primera capa de resina es polimerizada en el fondo del molde de placa de base, sobre la cual se coloca la pieza o muestra. El resto de la sustancia se vierte enseguida en el molde, en capas sucesivas para evitar que la pieza flote. Cuando está recubierta se deja secar a resguardo del polvo, mediante cubiertas que pueden ser de celofán. Estas operaciones se hacen en intervalos de 7 a 20 horas como mínimo.

c)
Vaciado: Cuando la resina está dura, los bloques se desmoldan y luego son cortados en las medidas necesarias.

d)
Pulido: Cada cara del bloque se pasa por papel de lija fina, hasta retirar la capa superficial y todas las ralladuras. La utilización de pastas de pulir propicia la nitidez del bloque.

Trabajos con resinas metacrílicas y acrílicas han sido realizados por:
· Basset (D.L.) “Ethyl methacrylate as a preserving médium for gross anatomical serial sections. Anat.Rec., 1947, 99 (145)
· Bertelli (G.) et Gennary (C.) “Modalite di inclusione in resine acriliche del tissuto osseo decalcificato”. Quad. Slave. Diago. Clin. Lab., 1965,1 (117-127)
· Bossy (J.) “Utilization duplexigum pour l´inclusion des petites piécas anatomiques”.Arch.Ant.(Strasburg), 1956,42, (81-85)
· Carbons (M.S.) et Zin (D.J.) “The plastic sthyl metacrylate in routine laboratoru techinique”. Stin-Technology, 1942, 17 (75).
· Grossenbasher (K.A.) “Reduction of distortion and bubble formation during pplymerisation of methacrylate resina”. Sation Techonl.1964, 39, (403-405)
· Nowak (N.F.) “Coating of anatomical organs with polybuty and polymethyl metacrylates and polyninyl acetate”. Patol.Pol. 1858, 9. (21-26)
· Pertelegin (A.V.) et Xrilova (N.V.) “The technique employed in mounting dry anatomical and biological preparations in organic glass. Byull.Eksp. Biol. Med. 1960, 49. (126- 127).
· Petit (M.) et Florange (W.) “Inclusion de parenchyma pulmonaire dans le metacrylate de methyle (plexigles).Ann. Anat.Patol. 1953,8, (627-636).

Con otras resinas:
· Caparosa (R.J., Walter (D.H.) et Left (B.) “Techinique de montaje de los temporals dans le bioplastique de Ward”. Laryngoscope (Saint Louis), 1966,76, (458-464).
· Skanling (D.R.) et Laite (M.B.) “Pickett-Sommer film strip technique.Adaptation to the semiseral conduction bundle method of lev”. Arch.Patol. 963, 75, (91-93).

TÉCNICAS ANATÓMICAS DE BASE Y MODALIDADES
Entre los numerosos trabajos que competen a los anatomistas, los referentes a la conservación de piezas anatómicas versan sobre:
· El animal vivo: tenemos las técnicas fotográficas y las radiográficas, que son efectuadas “en vivo”, esencialmente para diagnósticos, que dan o aportan aspectos interesantes en Anatomía.

· Sobre el cadáver: los anatomistas enfrentan aquí dos aspectos: o bien trabajan para protegerlos de la putrefacción, mediante los procedimientos de fijación que permitan análisis ulteriores, o para conservar las piezas, mediante la inclusión y el recubrimiento para la disección. También emplean técnicas especiales como la disfanización o método de reconstrucción, y también es posible reconocer en detalles el trayecto de los vasos sanguíneos. Muchos investigadores prefieren la conservación de revestimiento y también el método de inyección-corrosión.

PROCEDIMIENTO DE FIJACIÓN
Agentes de Fijación:
a) Agentes Físicos
- Congelación
- Desecación

b) Agentes Químicos:
- formol y derivados
- preparaciones de base de arsénico
- fenol y sus derivados
- alcoholes diversos
- productos diversos: azúcar, tanino, glutapercha, cloroformo, cresyl, timol, aceite de parafina, silucato de fluor, cloruro de calcio.

PREPARACIÓN DE PIEZAS ANATÓMICAS
1. Preparaciones secas:
a) Técnicas de preparaciones secas
b) Parafinación
c) Inclusionmes en productos diversos: gelatina, glicerina, nitrocelulosa

2. Preparaciones húmedas:
a) Masas en frío: yeso, masas coloidales, esencia de trementina, minio
b) Masas en caliente: aceite de cedro, gelatina
c) Inyecciones diversas

3. Técnicas de fijación:
· Preparación de piezas de museo:
a) Con respecto a la forma y colores naturales
b) Otros métodos

· Preparaciones con vistas a la disección

PROCEDIMIENTO DE FIJACIÓN
DEFINICIÓN
La fijación es un método que inmoviliza las estructuras celulares de los órganos, impidiendo la autolisis, y que permite las observaciones ulteriores.

Tan pronto se produce la muerte, el cadáver es sometido a la acción que facilita la putrefacción. Este fenómeno se acelera en el transcurso de horas y hace a la pieza inutilizable.

Se hace necesario considerar una conservación temporal o permanente, a fin de fijas las células de manera definitiva y evitar así la autolisis. Son pues los agentes de fijación los que bloquean más o menos completamente esta degradación. En sus diferentes estados de reacción, las piezas así preparadas, son entonces conservadas o disecadas.

Ciertos líquidos fijadores como el formol y el alcohol son excelentes conservadores definitivos, pese a su toxicidad y peligrosidad.

I- LOS AGENTES DE FIJACIÓN:
La fijación de órganos con el propósito de evitar su descomposición es de dos tipos:
- Mediante agentes físicos
- Mediante agentes químicos

Agentes físicos: en frío, la congelación a calor, la desecación

La congelación es el procedimiento más corriente; se realiza con nitrógeno líquido (isopropanol), con gas carbónico y con alcohol. La desecación, en tanto, se realiza con aire caliente rarificado.

Autores con trabajos sobre congelación:
- Klinger (J.) “Preparation del carevaau aprés d´congelation”. C.R. Ass.Anat. 1953, 3, (79)
- Wilson (J.T.) “On a method of mounting and exhibiting frozen sections of the cadáver in anatomical museum”. J. Anat. Physiol. 1910, 45, (3-6)
- Giacominni (C.) “Nouvo processo par la conservazione delle sesioni di cadaveri congelat”. Giornale Della Reele Academi Medicina de Torino. 1883, 10, (3-13).

Autor con trabajo sobre la desecación:
- Katona (L.) “Methods of preserving anatomical preparations with the assitance of reduced air pressure”. Acta Morphol.Acad. Sci. Hung, 1901, 10, ( 33-46)

Agentes químicos:
La fijación puede realizarse en fases, gracias a la acción de vapores o por medio de la inmersión en líquidos, la inyección en las cavidades generales o por medio de la perusión. En estos casos, el vehículo es el agua, el alcohol, la glicerina o la mezcla de estos últimos. Numerosos fijadores son utilizados en diferentes formas por los autores:

- Fraeborn (G.C.) “A preserving fluid”. New York, 1890, 37, ( 307)
- Freeman (B.L.) at al. “The ph of fixing fluid during fixation of tissues”.Anat. Rac. 1955, 121-3 (593-806)

a)
El formol y sus derivados: son los más utilizados en las técnicas de conservación y de embalsamamiento. Fue en 1863 que Von Hofmann descubrió el aldehído fórmico (formalina) y sus propiedades. Las aplicaciones en Anatomía son múltiples en concentraciones diversas La mezcla de soluciones más o menos complejas han revelado que es un excelente agente de conservación. Una vez fijadas las piezas, pueden ser guardadas en soluciones o en un medio líquido como por ejemplo la glicerina. Hoy se conoce el inconveniente del uso del formol, tanto para los anatomistas como para los estudiantes. Autores de reconocida experiencia consignan que el formol tiene varios inconvenientes, como que en concentraciones elevadas provoca la retracción del volumen de los órganos, el endurecimiento, la decoloración; además de su fuerte olor urticante y tóxico.

b)
Preparaciones a bese de arsénico: son poco utilizadas a causa de su gran toxicidad. Se emplean en su lugar el fenol y sus derivados, los alcoholes.
c) Otros productos: se emplean también diversos productos como el azúcar, la gutapercha, el tanino, el cloro, el cloroformo, el trióxido de antimonio, el aceite de parafina, el timol y el cloruro de calcio.

La multitud de soluciones mencionadas no propician una completa satisfacción, así, podemos consignar que las sales de zinc y de aluminio decoloran y ejercen una acción antipútrida leve, al igual que los boratos.

Las preparaciones a base de arsénico o de mercurio son peligrosas a la par de tóxicas. Por otra parte el tanino y el ácido tánico endurecen las piezas. El alcohol fija mal y decolora. El formol es entonces, el conservador de elección, más blanquea las piezas y libera un olor insoportable.

PREPARACIONES SECAS
Estas técnicas particulares de fijación consisten en sacar el agua intratisular y pueden ser simples: por la acción física del aire caliente y pueden realizarse a base de agentes químicos como el alcohol, la trementina y el formol.

Autores con trabajos sobre este tema:
- Correa (F.) “Experiencias con preparados anatómicos en seco”. Centro de Información Agropecuaria. Marzo 1975.
- Federico (L.) “Conservadora Se Tissus para la paraffine”. Gaz.Med. Fr. 1876, Serie L, I (45)
- Inke (G.) y Csadady (G.) “Use of arbacol for preparation of dry specimens”.Acta Morphol. Acad. Sci. Hung. 1956, 6, (237-238)
- Prives (M.) Mexdig, Leningrado, 1964, 7
- Sakla (F.B.) “Preserving anatomical specimens in a dry estate”Anat. Rec. 1959, 135.
- Wilder (H.H.) “The restoration of dried tissues with special reference in human remsina”. Amer. Antrhopl., 1904, 6-1.

Estas técnicas de deshidratación de órganos son muy importantes. En efecto, desde la parafinación, el revestimiento por sustancias como la gelatina, deben de repetirse cuando se trata de conservar especimenes en materias plásticas.

La parafinación como técnica conservadora se debe a Federico en el año 1876 y consiste en reemplazar los líquidos titulares por una sustancia indiferente y sólida a la temperatura ambiente.

PREPARACIONES HÚMEDAS
La fijación se realiza, como hemos visto, mediante la inyección de líquidos conservadores. Eventualmente son asociados a colorantes y a vehículos viscosos por vías vasculares que facilitan la disección posterior.

a) Masas en frío: se utiliza corrientemente el yeso. Uno de los mejores trabajos sobre esta técnica se debe a Bourdelle (L.), Gressou (S.), y Florentino (P.) “Técnicas de disección de animales domésticos”.
b) Masas a calor: aceite de cedro

Autores con trabajos sobre este tema:
- Angulo (A.W.), Hessert (E.C.), Kownaki (V.P.) “A carbon gelatin injection Masa for a minute vascular system of the uterus”
- Rossman (I.) et Bartemez (G.W.) “The injection of the blood vascular system and respiratory passages”. Stain Technol. 1958,33, (63-66)
- Eurard (J.) “Injection of dead bodies”. Lancet, London, 1838,1 (332)

LAS TÉCNICAS DE FIJACIÓN
El tratamiento de las preparaciones varía según su utilización futura. El objetivo que se persigue es en efecto diferente. Por ejemplo, para una disección temporal, no es necesario que guarden el color natural, es necesario que los tejidos no sean ni muy duros ni muy secos y que no se descompongan demasiado pronto.

El tratamiento es diferente para los diferentes especimenes que deben ser conservados por largo tiempo en las vitrinas de los museos anatómicos. Lo importante es que la pieza en cuestión conserve la mayor semejanza en el color, la consistencia y la forma, como imagen de lo vivo.

Relación de autores con trabajos para la preparación de piezas de museo:
- Botini (E.) “Conservazioni de organi umani natural” Gournali Della Reale Academie di Medicina de Torino, 1875
- Dupat (C.) “Note sur le conservation cadavres pour les estudes d´anatomia la clouleur ou la densite des tissue”. Gaz. Med. Fr. 1839, 3 (775).
- Fornario (G.) “Sur la conservation des coleurs des pieces anatomiques”. C.R. Soc.Biol. 1-84 (543-544)
- Kaisarlin (K.) “Ruckblike aif Theoric und Praxis der fertiges konservierung”. Virchows Achiv. 1822,237, (467)
- Kamnov (J.E.) et Gordeeva (L.F.) “Methode of manufacturing constant vitally stained preparations”.Arkn.Anat. Gistel, Emrol, 1959, 12, (89-90)
- Mac, Cormick (J.B.) “Color preservation of gross museum specimens”.Arch.Pathol., 1961, 72, (82-85)
- Ridhe (A.) et Gothard (E.D.) “Conservation des pieces anatomiques avecleurs couleurs”.Bull, Med, Soc.Anat. Paris, 1875, 6-2, (245-246).
- Rhodenberg (G.L.) “The preservation of specimens in colour” Arch.Pathol. 1830,9.

Otros autores:
- Batson (O.V.) “Restoring mimified anatomical material” Anat. Med. 1921, 22 (165-166).
- Boldrini (B.) “Un procedimiento de fissazione di pezzi anatomici per collezione”. Arch.Antropol.Criminale,1933,33 (1324)
- Coplin (W.L.) “The permanent preservation of anatomic, e., briel, patologic and bacteriologic specimens. J.Amer. Med. Ass. 1943, (44-47).
- Craig (H.K.) “A new method of preparing museum specimens. J.Amer. Med. Ass. 62 (1241-1242)

Preparaciones con vistas a la disección
· Galo (F.C.) et Sarky “A method of embalming human cadavers for anatomical dissection and subsequent histological study”. Anat. Rec. 1956, 124 (95).
· Newson (A.) “Description of a method for preparing brains used in class demonstrations”. Amer.J.Anat. 3, (11-12)
· Johari (M.P.) Anubas (F.) et Saxena (S.B.L.) “preservation of animal carcases for anatomical dissection”. Caylon Vet. J. 1962, 19, 233 ( 100-101)
· Nicol (J.J.) “On preserving bodies for dissection”. Adimb.Med. J. 1854,4, (767).

Para resumir podemos afirmar que gracias a la inmovilidad de las estructuras celulares por los medios de fijación, se detiene la degradación de los organismos por la putrefacción y el anatomista puede efectuar las observaciones e investigaciones ulteriores. Los métodos son numerosos, y dependen de la disposición del investigador. No todos los métodos propician satisfacción, aunque algunos son buenos. Una fijación correctamente realizada es la base fundamental.

TÉCNICAS ESPECIALES
Fijación de piezas anatómicas de grandes animales.

Acta Theriologica Vo. XII, 31: 453-458. Bialowiesa 30 XIL. 1967
Autores:Pilarski N., Serwatke S., Swielnski K, Wegrzyn M.

Materiales: 
- Methylated alcohol……………………………..60%
- Phenol……………………………………………… 6%
- Formalin……………………………………………4%
- Glycerine…………………………………………..5%
- Water……………………………………………….25%

Bovino y Equino 40-45 1
Inyección a presión lenta. Endurecimiento de oreja y cola indican cuándo está terminado.
Disecar carótida común e introducir cánula.
Inyectar mediante aparato de fumigar. Una vez inyectada la pieza podemos guardar en refrigerador y/o cubrirlas con bolsas de polietileno.

MACERACIÓN DE HUESOS
La maceración de huesos es la liberación de los mismos de todos los elementos que a ellos están adherídos en el cuerpo humano normal, así como procesarlos para darles el aspecto blanco con que son presentados a los estudiantes de Anatomía, en forma de esqueletos completos o de simples piezas para el estudio por separado.

Con esta finalidad es recomendable escoger cadáveres frescos, ya que aquellos que son sometidos durante cierto tiempo a la acción de la formalina, cuando se separan o maceran son muy frágiles y quebradizos, y en ellos se pierden con frecuencia (en los huesos largos) las epífisis que son de tejido esponjoso, y por tanto más frágiles aún.

El cadáver debe ser sumergido totalmente en agua, a una temperatura constante de 50 ó 60 grados centígrados, y de ser posible, hacer circular el agua de forma contínua. El tiempo que deberá mantenerse en estas condiciones es de dos semanas, luego de las cuales todas las partes blandas pierden su consistencia y forma. Al final se desprenden de los huesos y forman masas amorfas fáciles de ser separadas con cepillos de cerdas gruesas y con la ayuda de chorros de agua caliente.

Para lograr que los huesos tomen la coloración blanca deseada ( ya que el procedimiento anterior no es suficiente para este fin) se deben introducir en recipientes con una solución de Bicarbonato de Sodio y agua, a gran concentración. Con ello, las superficies óseas quedarán totalmente blancas. En dicha solución deben permanecer durante no menos de 24 horas. Si se cuenta con un buen sol, los huesos deben ser expuestos al mismo, con lo cual se logran resultados de óptima blancura.

A fin de no perder los huesos de las manos y los pies, o de confundirlos, los mismos deben ser cubiertos con medias antes de comenzar el proceso. Así mismo, si se están tratando varios cadáveres al mismo tiempo en un mismo recipiente, se aconseja introducir cada uno en un saco de tejido grueso, o en una red que tenga orificios pequeños. Las medias en las que se introducen los pies y las manos deben ser cerradas con elástico fuertemente, con el objetivo de que cuando se desprendan del resto del cuerpo, se cierren y no permitan la salida de los huesos pequeñitos.

Para el blanqueado de los huesos existe también otro método: sumergirlos en una solución de agua oxigenada al 6%.

Prives, M.G. Métodos de conservación de preparados anatómicos.
(Métodos de preparación de piezas anatómicas elásticas secas con la utilización de caucho natural y sintético). Medgiz, Leningrado, 1956, 77-96. Trabajaron como colaboradores: Krilova N.V., Sinelnikov S.A., Bardina R.A.

Hagamos algunas consideraciones:¿Cuándo comenzaron a realizarse los embalsamamientos?. Contestar es difícil; considerado desde el punto de vista histórico pensamos que se iniciaron hace aproximadamente unos 2 000 años antes de nuestra era.

El caucho se utilizó con fines anatómicos hace más de 150 años. A fines del siglo XVIII, Rossi y Chumlianski utilizaron por vez primera la inyección de vasos sanguíneos del riñón con caucho natural; para ello utilizaron una mezcla acuosa del árbol azúl brasileño, o sea, lo que actualmente se denomina caucho natural. También fue utilizado por Stein (1898) y Frank(1903). Con fines de corrosión el caucho sintético fue empleado primeramente por Stepanov V.N. (1948) en Leningrado y fue publicado su método en el año 1949 y luego en 1953. Se publicaron también trabajos sobre inyección del sistema circulatorio con caucho sintético de Nadiin (1951), Krilova(1952), Prives (1952-1953) y Davidov (1955).

La conservación de piezas por el método descrito por Prives se basa en que sustancias de tan alto nivel higroscópico como el acetato de potasio y la glicerina captan constantemente agua de la atmósfera que rodea la pieza, tal y como si la misma se encontrara sumergida en un medio líquido. Por tanto no pierde peso, conserva su volumen y toma una constitución blanda.

PREPARACIÓN DEL ESTÓMAGO DEL RUMIANTE PARA CLASES PRÁCTICAS
Resúmen: se describe un método de preparación del estómago del rumiante que permite la sección longitudinal del mismo para la conservación de los detalles estructurales del rumen y el retículo por una parte, y del abomaso y el omaso por otra.

Hace poco, Albright, David y Bosser (1) , Church (2), y anteriormente Hix (3) describieron métodos de preparación del estómago del rumiante, adecuados para ser utilizados en clases. Estos modelos revelan bien la anatomía externa, así como la disposición de los compartimientos. La preparación que se describe permite la visión completa del interior de la panza, del retículo y abomaso y parcialmente la del omaso. El rumen es extirpado de un ternero de 130 a 150 Kgs que ha sido alimentado con una dieta consistente en forraje y granos, para asegurar el desarrollo papilar. El esófago corta a 10 cm de la entrada del rumen y aproximadamente de 2 a 5 cms del pylorus. Debe tenerse cuidado en ese momento de dejar el tejido adherido al rumen para ser usado como orientación y para colgar el estómago en el proceso de congelado y secado.

Se inserta un tubo pulido (cánula) de 10mm a través del esófago en el cardias, y otro a través del pylorus; ambos se aseguran con un cordón grueso. El alimento ingerido se limpia con un lavado con agua contínua. El rumen se llena de un cuarto a un tercio con una solución al 5% de aldehído fórmico y se coloca en un tanque, totalmente sumergido en esta solución por un tiempo entre los 7 y los 10 días. Luego de este proceso de fijación y endurecimiento, el estómago se saca de la solución, se limpia completamente con agua y se seca. El drenaje completo es importante, porque el exceso de agua en los distintos compartimientos prolongará el proceso de secado. Deben fijarse tubos de goma en los tubos de cristal puestos en el esófago y el píloro. Las grampas en el tubo de goma se utilizarán para controlar la insuflación y el flujo de aire en los pasos siguientes.

El estómago se infla parcialmente y el omaso y el abomaso orientados propiamente al costado de la panza, utilizando pequeñas piezas de alambre dulce a través de los tejidos sobrantes que se dejaron unidos a los compartimientos. El estómago completo se suspende en una armazón con ganchos sin puntas.

El preparado se infla cuidadosamente y después de chequear la orientación de cada parte, se coloca en el congelador. El congelamiento mantiene la forma y orientación mientras se seca. Después de una o dos semanas en el congelador, el preparado se seca y el aire se bombea a través de él para completar el secado.

El flujo de aire se regula por las llaves de los tubos de goma. Debe tenerse cuidado de no permitir mucha presión, porque el débil tejido del abomaso puede estallar. Una vez completamente seco, el exceso de tejido debe cortarse antes de la sección a través del rumen y a través del omaso y el abomaso, tal y como se muestra en la figura No.1. El preparado puede ser exhibido en una caja de plástico transparente para lograr una mayor protección contra el deterioro, colgado dentro de la caja plástica para su uso en el aula.

(1) Albright J.L. Davis and T.H. Blosser, 1963. “Teaching aids in rumen physiology”
J. Dairy Sci, 46: 1146

(2) Church, D.C. 1968. “A simple method for preserving the rumiant stomach”. J.Anim.Sci. 27:1525.

(3) Hix, E.L., 1954 “Preparation of the fetal compound stomach as an aid in the teaching of rumiant nutritional physiology, J.Anim.Sci. 13:49

LOS PREPARADOS SECOS DE INTESTINOS
Los cursos de instrucción en Anatomía son inconcebibles sin el entrenamiento práctico y los preparados demostrativos. Las colecciones osteológicas de los Institutos Anatómicos son clásicas. Algunos Departamentos anatómicos poseen colecciones de preparados musculares momificados y colecciones de preparados frescos colocados en tanques de vidrio.

La demostración de vísceras, especialmente de nuestros herbívoros domésticos, se dificulta. Un intestino lleno muestra bien las formas de las partes simples y sus interrelaciones. Los contenidos intestinales se fermentan rápidamente, el intestino aumenta excesivamente, se hace flatulento y huele mal, y su pared se somete a una rápida descomposición. El intestino vacío y lavado no se echa a perder tan rápido, aunque no nos brinda la forma real. Después de una fijación rutinaria y de conservación en formalina, el intestino se endurece y adquiere una forma que no se parece a un intestino.

El problema de la preparación de intestinos no es nuevo. Paulli (1909) preparaba intestinos echando formalina directamente en la cavidad abdominal; Semper (1882), Kabler (1926) y Tobin (1952) preparaban la pared del intestino sometiéndolo a la acción del formol y posteriormente conservadas en glicerina o trementina. El intestino preparado de esta manera se inflaba y se secaba. Zunnestein (1896), Loschke (1922) y Klaban (1954) preparaban los pulmones mediante un método similar.

Un rápido y efectivo método de fijación contrae la pared intestinal y por eso deforma el intestino. Kallmer (1935) y Voss (1963) siguieron con esta deficiencia, llenando el intestino con una solución de fijación. En los preparados de pared gruesa Voss (1939) se recomienda llenar la cavidad del órgano con sebo antes de someterlo al secado; el sebo se derrite y se saca de los preparados secos.

El académico Von Koldo, Jefe del departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina Veterinaria de Brno, introdujo la producción de preparados blandos de los pre-estómagos. La pared de estos se limpia con una solución compuesta por:

- Ácido carbólico…………………20 ml
- Glicerol……………………………10 ml
- Formol…………………………….10 ml
- Agua……………………………….50 ml
- Trióxido de arsénico………….5g

El preparado curado se puede secar. Se le puede hacer una embocadura a los efectos de llenarlo de aire para mostrarlo.

Los métodos descritos anteriormente tienen méritos e inconvenientes, sobre todo en lo que respecta a la gran demanda de tanques de fijación, así como los costos. De ahí la poca demanda que se ha venido observando en los preparados de órganos del aparato digestivo de nuestros herbívoros, particularmente si tenemos en cuenta que dichos preparados se estropean fácilmente durante las actividades docentes.

El secado directo de grandes piezas mediante el pase de una corriente de aire a través de ellos, sirve bien para estos propósitos. Esa corriente de aire seca con rapidez aquellos órganos de paredes gruesas (el rumen, por ejemplo) o bien se pueden preparar con una mucosa en forma de pliegues (el omaso, por ejemplo).

Con la corriente de aire los preparados se secan tan rápido que puede omitirse la fijación con formalina o el presecado con alcohol. El aire comprimido es la única cosa indispensable en el método de secado que hemos descrito.

En la preparación de intestinos, el autor preconiza como fase inicial el vaciado y el lavado, la fijación previa y propiciar el pase de aire comprimido a través de aberturas naturales o artificiales practicadas en los intestinos. El pase del aire a través de las aberturas se controla de manera que no se deforme el intestino y tome la forma lo más parecido al intestino normal. El secado a que se hace referencia se puede lograr entre las 25 y las 30 horas.

RECETA PARA LA PREPARACIÓN DE PIEZAS ANATÓMICAS
Dr. Alvarez Chacón A.
Experiencias Cátedra Anatomía
ISCAB

1. Ácido Fénico cristalizado………500,0-750,0 cc
2. Formol……………………………….1000,0 cc
3. Glicerina…………………………….500,0 cc
4. Alcohol desnaturalizado……….2000,0 cc
5. Agua natural……………………… 2 cubos

Una vez que han sido elegidas las piezas que se quieren preparar, se elige el recipiente de acuerdo al tamaño de esta y se le vierte el contenido tantas veces como sea necesario para que cubra la pieza y se conserve mejor. Al recipiente se le pone una tapa para evitar la evaporación y que le caigan agentes extraños y partículas del medio ambiente.

Con este método se mantienen las piezas con un estado natural, muy bien mostrados todos los elementos.

RECETA PARA LA CONSERVACIÓN DE ORGANOS
Contenido de la receta:
1. Cloruro de Zinc……………50,0 cc
2. Formol……………………….100,0 cc
3. Alcohol……………………….200,0 cc
4. Agua………………………….650,0 cc

Se toma un recipiente de cristal ya sea circular o cuadrado y se vierte la fórmula, esto en dependencia del órgano que sea y el tamaño, y se agrega la fórmula tantas veces como sea necesario para que cubra el órgano que se quiere conservar.

El órgano se cubre con una gasa para fijarlo y se le pueden colocar números o letras para señalar las partes y en un costado se escriben con sus respectivos nombres.

Una vez realizadas estas operaciones, se tapa y se lacra para una mayor conservación, no se permite que se saque de su lugar o se destape para que no se deteriore.

AUTOR
DR. FLAVIO CORREA ALARCÓN
PROFESOR CONSULTANTE.

SE INCLUYE BIBLIOGRAFÍA DE AUTORES DESTACADOS EN LAS DIFERENTES TÉCNICAS CON VISTAS A LA INVESTIGACIÓN Y LA ENSEÑANZA.


Enviado por Dr.Flavio Correa Alarcòn
Contactar mailto:paquitosz@fiq.uo.edu.cu


Código ISPN de la Publicación: EEZpFyEFuFONFHHcRn
Publicado Thursday 1 de February de 2007