Secciones

Medicina y Salud

Enfermedades

Anatomía

Biología

Nutrición

Ingeniería

Química

Física

Tecnología

Astronomía

Lógica y Matemática

Más Publicaciones

Publicar Artículos

Eventos

Enlaces

La motivacion escolar en el aprendizaje de contenidos matematicos


Enviado por Lic. Esmeralda Mendoza C.
Código ISPN de la Publicación: EEkkuFFkZZoAQRHMdv


Resumen: El presente articulo examina el significado de la motivacion escolar del alumno en sus actividades diarias, bien sea, en la escuela o en el contexto extra escolar. Este atributo pedagogico se determina a traves del metodo de la observacion: en la conducta, en la produccion oral y en la produccion escrita del nino en el aula. Por ello, la motivacion constituye uno de los factores mas importante en el sistema educativo que influye en el aprendizaje significativo y permanente. En relacion a lo anterior expuesto, este articulo tiene como finalidad, proporcionar informacion util al docente para fortalecer el rol de orientar la actitud del alumno hacia el proceso ensenanza aprendizaje de la matematica a nivel de tercer grado de Educacion Basica. Palabras claves: Educacion Matematica. Motivacion. Actitud. Interes. Educacion Basica


   

  

Indice

  1. Resumen

  2. Introducción

  3. La motivación: Algunos Postulados Teóricos

  4. La motivación: Sugerencias para el aula.

  5. Conclusiones

  6. Bibliografía

 

RESUMEN.

El presente artículo examina el significado de la motivación escolar del alumno en sus actividades diarias, bien sea, en la escuela o en el contexto extra escolar. Este atributo pedagógico se determina a través del método de la observación: en la conducta, en la producción oral y en la producción escrita del niño en el aula. Por ello, la motivación  constituye uno de los factores más importante en el sistema educativo  que influye en el aprendizaje significativo y permanente. En relación a lo anterior expuesto, este articulo tiene como finalidad, proporcionar información útil al docente para fortalecer el rol de orientar la actitud del alumno hacia el proceso enseñanza aprendizaje de la matemática a nivel de tercer grado de Educación Básica, para lograr que el estudiante mantenga el interés en los contenidos programáticos, el deseo de aprender y adquirir nuevos conocimientos en vía de fijar la educación como una meta, para el desarrollo y cambio de su vida y el de toda su familia.

Palabras claves: Educación Matemática. Motivación. Actitud. Interés. Educación Básica

 

INTRODUCCIÓN.

El término motivación se deriva del verbo latino “movere”, que significa “moverse”, “poner en movimiento” o “estar listo para la acción”. Según Woolfolk (1990: 326), “La motivación se define como algo que energiza y dirige la conducta”.  Así, en el plano pedagógico “motivación significa proporcionar motivos, es decir, estimular la voluntad de aprender” Woolfolk (1990: 326).

Didácticamente, el término motivación hace referencia a que los alumnos realizan sus actividades en el aula si existe algo que los motive, ya sea con la vinculación del contenido a la realidad que se vive en el aula o a eventos que ocurren en su hogar. En este sentido,  dentro de las exigencias actuales en el ejercicio de la docencia se requiere que el educador despierte necesariamente el interés del alumno por aprender y adquirir nuevos conocimientos. La motivación,  la puede lograr el docente a través de la experiencia  en vía de obtener la efectividad en la estimulación del desarrollo de nuevos conocimientos y la enseñanza aprendizaje se mantenga en el alumno.

 

La motivación: Algunos Postulados Teóricos

 Alonso Tapia (1991:11) afirma que querer aprender y saber son las “condiciones personales básicas que permiten la adquisición de nuevos conocimientos y la aplicación de lo aprendido de forma efectiva cuando se necesita”. Según lo expuesto por Tapia, se necesita la disposición y el interés del alumno para obtener el aprendizaje, pero a nivel de Educación Básica primera etapa se requiere la colaboración del representante, a través de la estimulación y gratificación en las acciones logradas por el niño, para que después en él se siembre el interés y sea efectiva la motivación del docente en el alumno.

Por su parte, Arends (1994), le da un enfoque ambientalista a la motivación escolar, el plantea que existen muchos factores que están estrechamente ligados al ambiente de aprendizaje en el aula, y los factores a los que se refiere son: involucrarse al alumno en las actividades, el nivel afectivo en que se encuentra, los sentimientos de éxito e interés, el nivel de aceptación o rechazo de sus compañeros de clase como grupo. Haciendo referencia a Arends, puede decirse que esos factores son de gran valor, el docente tiene que tratar de buscar los medios necesarios para aumentar la autoestima del niño, utilizando la observación continúa de sus actividades y reforzando cada uno de sus logros, para despertar en él el interés por aprender, ya que los niños requieren la aprobación de los adultos y evitar el rechazo de sus compañeros en el aula de clase.

También, Dweck y Elliot (1983), “consideran que los alumnos que afrontan la realización de una tarea teniendo como meta central el aprendizaje, son diferentes de los sujetos a quienes preocupa de manera fundamental quedar bien y / o evitar el fracaso”.Respecto a esta consideración, significa que el alumno que se interesa por aprender tiene mayor capacidad de conocimiento, se crea un reto hacia una meta a través del esfuerzo y el cambio, y el alumno que se preocupa por quedar bien siente una amenaza en la obtención de conocimientos, tiene miedo al fracaso de sus actividades.

Regresando a Tapia (1991), este autor presenta dos problemas motivacionales afectivos que presentan los alumnos en sus experiencias de aprendizaje. Estas son; las condiciones poco favorables en el aula y al uso incorrecto de la dimensión afectiva por parte del docente y la institución. El primer problema plantea que el alumno atribuye el logro de sus actividades a causas externas como la suerte, y el fracaso se lo atribuye a causas internas, como el esfuerzo, la habilidad para el estudio; y en el segundo problema plantea que los niños tratan de evitar el fracaso.

Según Tapia (1991) señala, el docente debe activar la curiosidad, el interés del alumno y mostrar la relevancia de los contenidos muy bien. Sin embargo, hay días en que el alumno viene predispuesto a no realizar ninguna producción escrita, y participa en la producción oral, pero se requiere que el niño escriba para que lleve soporte al hogar y pueda repasar los contenidos dados. Por ello el docente debe estar atento a buscar fuentes de motivación incluyendo la posibilidad de la recompensa.

Al respecto, Edwin Guthrie, considera que tanto las recompensas como los castigos influyen en los resultados del aprendizaje y no fortalecen la conducta. Según lo expuesto por Guthrie, el aprendizaje se logra a través de la recompensa y el castigo, las cuales no impiden la desintegración de la conducta. Esos dos factores son importantes para lograr la motivación del alumno, lo cual depende de su conducta. Por su parte, Skinner consideraba que el aprendizaje se debe a la relación del individuo con su ambiente y que el aprendizaje no es determinado por el niño, sino por los refuerzos y el ambiente que se encuentra en el aula de clase. En los planteamientos de Skinner,  el niño requiere de un ambiente agradable, armonioso, donde se encuentre el apoyo de mamá y papá, y así, el docente con sus conectivos de la motivación y reforzamiento logre un aprendizaje eficaz en el cumplimiento de los contenidos.

Desde otra perspectiva, para los teóricos gestaltistas la conducta del hombre cambia cuando se le presenta una situación de aprendizaje; tomando en cuenta sus experiencias y la forma como procesa la información, el individuo da la respuesta deseada. En consecuencia, el aprendizaje del niño esta basado en las experiencias que el niño trae durante su etapa de desarrollo y la forma como se imparte la clase en el aula, originando un ambiente de satisfacción para el niño.

 

La motivación: Sugerencias para el aula.

 Jean Piaget (1896 – 1980), formuló el desarrollo intelectual es el resultado de la interacción entre las estructuras internas del sujeto y las características preexistente en el objeto. Para Piaget, el conocimiento no es absorbido pasivamente del ambiente no es procesado en la mente del niño, ni brota como el madura, sino que es construido por el niño, a través de la interacción de sus estructuras mentales con el ambiente. Piaget señala, que  la adquisición de nuevos conocimientos, es el resultado de la combinación del individuo en su interior y la parte externa con que se relaciona. Para, este teórico, el mecanismo básico de adquisición de conocimientos consiste en un proceso en el que las nuevas informaciones se incorporan a los esquemas o estructuras preexistentes en la mente de las personas, se deduce que hay que adaptar los conocimientos que se pretende que aprenda el alumno a su estructura cognitiva Piaget (1969).

Haciendo referencia a lo anterior, Piaget señala que cuando el niño adquiere nuevos conocimientos los guarda en los ya existentes en su mente, y que el docente debe realizar las actividades del alumno de acuerdo a su capacidad cognitiva a través de la motivación y el refuerzo, siempre y cuando exista interés y disposición en el niño. Según Vigotsky, el aprendizaje contribuye al desarrollo, pero existen otros fuera de su alcance que pueden ser asimilados con la ayuda de un adulto o de iguales más aventajados, es lo que denomina «zona de desarrollo próximo» (Martín, 1992). La teoría de Vigotsky concede al docente un papel esencial al considerarle facilitador del desarrollo de estructuras mentales en el alumno para que sea capaz de construir aprendizajes más complejos.

En consecuencia Vigotsky plantea, que el docente es la herramienta principal en el aprendizaje para el desarrollo de conocimiento en el niño, y que si el aprendizaje es difícil de comprender existen dos alternativas: la ayuda de un adulto y la de un compañero más aventajado. Según Coll (1987), el modelo de profesor observador-interventor, es aquel que crea situaciones de aprendizaje para facilitar la construcción de conocimientos, que propone actividades variadas y graduadas, que orienta y reconduce las tareas y que promueve una reflexión sobre lo aprendido y saca conclusiones para replantear el proceso, parece más eficaz que el mero transmisor de conocimientos o el simple observador del trabajo autónomo de los alumnos.

En definitiva, un docente es aquel individuo que esta a disposición en cada momento del desarrollo cognoscitivo del niño, busca las herramientas necesarias para que sea efectiva la adquisición de todo conocimiento nuevo. Para Ausubel (1963), el aprendizaje sólo es posible si se relacionan los nuevos conocimientos con los que ya posee el sujeto, denominado “aprendizaje significativo”. Según Ausubel, para que el docente logre un buen y efectivo aprendizaje, debe tomar los conocimientos ya existentes a través de la experiencia en el individuo, para que solidifique los nuevos conocimientos. Solé (1993), destaca tres tipos de factores de especial incidencia en el aprendizaje: la disposición de las personas hacia el aprendizaje, la motivación y las representaciones, expectativas y atribuciones de alumnos y profesores.

 De acuerdo con el análisis del pensamiento y postulados de los teóricos notables antes citados, el docente de educación básica en sus primeras etapas tiene en sus manos la posibilidad de contribuir con la solución definitiva del problema crónico de animadversión por los contenidos matemáticos.  

 

CONCLUSIÓN

En este artículo se ha concluido que la motivación escolar es un proceso que depende del interés y esfuerzo del profesor y de la disposición del alumno en sus actividades escolares diarias y en el ambiente que lo rodea tanto en su hogar como en la escuela. Siendo este un proceso complejo, es necesario que el docente reflexione, experimente y valide sus técnicas motivadoras del aprendizaje y examine los resultados positivos y las condiciones en que estos se producen para que pueda hacer uso de estas técnicas cuando necesite y crea conveniente producir un clima de aprendizaje optimo y favorable para el alumno.

Lo más importante a considerar es que para mantener ese clima es el refuerzo y la interacción docente alumno lo que permite la generación de un clima apropiado para lograr un buen desarrollo en el aprendizaje del niño en el aula. Esto es especialmente necesario y prioritario en el área de educación matemática, en virtud de reducir los indicadores negativos que acompañan a una considerable mayoría de estudiantes a lo largo de todo su proyecto de formación. En razón de esto, se convoca a todos lo docentes y en especial a los docentes de las etapas iniciales de formación a reflexionar y crear  sus propias experiencias motivacionales para incrementar el interes y la actitud de sus alumnos por los estudios matemáticos en las etapas iniciales de su formación.

 

BURK, I. (1972). Psicología. Editorial, Caracas,

PIAGET,J. ( 1979 ). Piaget’s Teory ( Traducción Martine Serigos ).

Enciclopedia Autodidáctica océano Color. Realizado por: Karen Guzmán – Kagellgeacable.net.co.

Disponible en: www.ediuioc.es/libroweb/3/211.htm

Disponible en: www.monografía.com/trabajos16/teorías-piaget.shtml

Disponible en:

www.google.co.ve/search?q=motivac%c3%B3n+seg%c3%BAN+Brumer.&hl=es

 

 

Autor: Lic. Esmeralda Mendoza C. Julio 2005

e-mail: esmendoz@hotmail.com

 

Enviado por: Prof. Cirilo Orozco-Moret

e-mail: cirilotampa@hotmail.com

UNIVERSIDAD DE CARABOBO

MAESTRÍA DE EDUCACIÓN MATEMÁTICA

 

Autor: Lic. Esmeralda Mendoza C. Julio 2005

e-mail: esmendoz@hotmail.com 

UNIVERSIDAD DE CARABOBO

MAESTRÍA DE EDUCACIÓN MATEMÁTICA


Enviado por Lic. Esmeralda Mendoza C.
Contactar mailto:esmendoz@hotmail.com


Código ISPN de la Publicación: EEkkuFFkZZoAQRHMdv
Publicado Tuesday 26 de July de 2005