Secciones

Medicina y Salud

Enfermedades

Anatomía

Biología

Nutrición

Ingeniería

Química

Física

Tecnología

Astronomía

Lógica y Matemática

Más Publicaciones

Publicar Artículos

Eventos

Enlaces

Comportamiento de la Sepsis Vaginal en el Área de Salud de Playa Larga. Municipio Cienaga de Zapata


Enviado por Dr. Ernesto Alfonso Calderón y Dra. Lourdes Blanco Berta
Código ISPN de la Publicación: EkkZEkVVuEcLZEsFzv


Resumen: Se realizo un estudio observacional descriptivo de tipo prospectivo y transversal con el objetivo de determinar el comportamiento de la sepsis vaginal en la poblacion de 10 a 49 anos de edad en el Área de Salud de Playa Larga, municipio Cienaga de Zapata asi como caracterizar socio demograficamente las pacientes que presentaron esta afeccion, los germenes que participan en la ocurrencia de la misma e identificar los factores de riesgos presentes,


   

  

INDICE
Resumen
Introducción
Objetivos
Metodología
Desarrollo
Conclusiones
Bibliografía

RESUMEN

Se realizó un estudio observacional descriptivo de tipo prospectivo y transversal con el objetivo de determinar el comportamiento de la sepsis vaginal en la población de 10 a 49 años de edad en el Área de Salud de Playa Larga, municipio Ciénaga de Zapata así como caracterizar socio demográficamente las pacientes que presentaron esta afección, los gérmenes que participan en la ocurrencia de la misma e identificar los factores de riesgos presentes , para lo que se obtuvo una muestra de 254 féminas encontrándose que el 33.07% de las mismas presentó sepsis vaginal, con mayor porciento de afectación en el grupo de edad de 25 – 29 años donde el 46.67 % de ellas estuvo afectada, seguido de los grupos de 20-24 con el 44% y el de 15 – 19 años con el 43.33%, hubo predominio del estado civil soltera, nivel escolar secundaria básica y ocupación estudiante. El agente etiológico más frecuente fue la cándida albicans seguida de la gadnerella y la trichomona, identificando que el no uso del condón, el cambio frecuente de pareja, inicio precoz de las relaciones sexuales , los DIU y la automedicación fueron los factores de riesgo identificados en la muestra estudiada.

INTRODUCCIÓN

La infección cervicovaginal, los agentes involucrados en ella, los datos clínicos y el diagnóstico diferencial han sido motivo de estudio por un sinnúmero de investigadores. Las primeras experiencias se basan en las observaciones de los microorganismos involucrados en la secreción normal en donde la participación de Döderlein es fundamental; posteriormente Curtís, quien abordo la etiología y bacteriología de la leucorrea, no sólo mencionando a los lactobacilos, sino a otros morfotipos bacterianos encontrados en el tracto genital inferior, dejando camino abierto para la investigación. Cruickshank en 1934, describió algunos de los hallazgos en la vaginitis de adolescentes y en la leucorrea no infectiva de la paciente gestante.
La vaginitis es la enfermedad ginecológica más común encontrada en la atención médica primaria. Su diagnóstico en ocasiones resulta difícil, porque puede tener manifestaciones simples o combinaciones de síntomas de diferentes etiologías, siendo frecuente un comportamiento asintomático. (1)
Se define como vaginitis a la inflamación de la vagina y cuando esta acompañada de inflamación de la vulva se denomina vulvovaginitis, estas se caracterizan por presentar secreciones con olor característico, eritema, dolor, ardentía, escozor, irritación y escasa pérdida de sangre. La evaluación requiere de un manejo adecuado donde deben tomarse en cuenta el interrogatorio, examen físico y análisis de la secreción vaginal. El comportamiento epidemiológico en cuanto a su prevalencia no es bien conocido debido en muchas ocasiones a que el diagnóstico y tratamiento son aplicados por el mismo paciente que no acude a la consulta médica y en otras por el comportamiento asintomático evidenciado. (2,3)
La vaginitis o vulvovaginitis se pueden categorizar como infecciosas y no infecciosas. Dentro del primer grupo encontramos las causadas por déficit de estrógenos, por irritación química, atrofia de la vagina, de origen alérgico y por descamación. El segundo grupo es el responsable del 90% de estas afecciones, identificándose la vaginosis bacteriana, la candidiasis y la trichomoniasis como las más frecuentes. (4-9)
El flujo vaginal constituye una de las primeras 25 causas de consulta al médico particular en los Estados Unidos. Se plantea que el 40 % de las mujeres con síntomas vaginales tienen algún tipo de vaginitis por lo que la misma es probablemente la infección mas tratada por los servicios ginecobstétricos estimándose que son las responsables de 5 a 10 millones de consultas anualmente. (10-12)
Al comparar los resultados obtenidos en los Estados Unidos entre las clínicas de ITS, hospitales públicos y a nivel de la práctica privada la vaginosis bacteriana es la forma más común de infección vaginal (30-35%) seguida por la vulvovaginitis por cándida (20-25%) y la trichomona (10- 20%.) (13)
La candidiasis vulvovaginal ocupa entre el primero y segundo lugar de las causas más frecuentes de infección genital en el mundo. Se estima que el 75% de las mujeres han tenido candidiasis una vez en su vida y el 5% han presentado episodios recurrentes, que requiere valorar una diabetes no controlada y procesos de inmunodeficiencia. La cándida albicans resulta el agente etiológico en el 80% de los casos, seguida de cándida glabrata con un 10% y cándida tropicalis con un 5%, existen otros tipos como la cándida spp, cándida krusei que son menos frecuentes. (14-20)
La trichomona vaginalis es un parásito flagelado de transmisión sexual con una alta tasa de transmisión, donde el 70% de los hombres adquieren la infección después de una sola exposición. El tiempo de incubación de la enfermedad es de 2 a 8 días y el parásito puede permanecer viable por 6 horas en el medio ambiente (21)
La vaginosis bacteriana es la infección más frecuente que causa vaginitis en la mujer de edad reproductiva. La misma es de causa polibacteriana, con la proliferación de un número de microorganismos que incluyen la gardnerella vaginalis presente en más del 90% de los casos, mobiluncus spp, miyoplasma hominis, ureplasma urealyticum y bacteriodes spp. En los Estados Unidos es la causa más frecuente de vaginitis infecciosa con estimado de tres millones de casos sintomáticos por año. (22)
La prevalencia de la vaginosis bacteriana es difícil de precisar debido a su curso asintomático hasta en un 70% de los pacientes. Esta prevalencia varia según la población estudiada, de manera que en gestantes está entre el 10-30%, mientras que en pacientes con ITS resulta mayor con valores entre 24 y 40%. Aunque se observa alta frecuencia de la infección en mujeres con ITS y con múltiples parejas, no hay evidencias que aseguren su transmisión sexual. (23)
En Cuba las infecciones cervicovaginales representan el 80% de los motivos de consultas ginecológicas por lo que estas patologías constituyen un problema de salud prioritario por las implicaciones que para la mujer representa. (24,25)
Según reportes de la oficina nacional de estadística las infecciones por hongos, protozoos, parásitos y bacterias representan anualmente entre 40 mil y 50 mil casos con marcada tendencia hacia el incremento. (26)
La secreción vaginal es uno de los motivos de consulta más frecuente en los consultorios del médico de familia en el Área de Salud de Playa Larga, existiendo un grupo importante de las pacientes que no acuden a consulta por no conocer los riesgos de estas enfermedades.
Esta investigación con carácter científico se realizó para identificar la magnitud de la sepsis vaginal en la población femenina; como contribución para tener elementos actualizados que permitan hacer un análisis de la situación actual.
Por las características de esta población donde influyen el nivel escolar, social, de convivencia y factores de riesgo me surgen las siguientes interrogantes:
¿Cuál será el comportamiento de esta afección en la población de 10 a 49 años de edad en el Área de Salud de Playa Larga?
¿Qué grupo de edad será el más afectado?
¿A predominio de que agente etiológico se producirá esta afección?
¿Qué factores de riesgo pudieran estar favoreciendo la presencia de esta enfermedad?

Objetivos

General:
Determinar el comportamiento de la sepsis vaginal en la población de 10 a 49 años de edad en el Área de Salud de Playa Larga en el año 2006.
Específicos:
1- Caracterizar socio demográficamente la muestra estudiada.
2- Identificar los gérmenes que participan en la ocurrencia de sepsis vaginal.

METODOLOGÍA.

Se realizó un estudio observacional descriptivo de tipo prospectivo y transversal con el objetivo de determinar el comportamiento de la sepsis vaginal en la población de 10 a 49 años de edad en el año 2006.
Universo de estudio.
El universo estuvo constituido por la población femenina en los grupos de edades comprendidas entre 10 a 49 años de edad del Área de Salud de Playa Larga, municipio Ciénaga de Zapata, debido a que este es el grupo que con mayor frecuencia acude a consulta por presentar sepsis vaginal en nuestra área y es identificado por la literatura consultada.
Definición del tamaño de la muestra.
La muestra se obtuvo con un 95 % de confiabilidad, un resultado esperado del 30% y un peor resultado de 35%, con estos parámetros se determinó un tamaño de la muestra de 254 féminas.
Criterios de inclusión:
Ø Toda la población femenina entre 10 a 49 años de edad identificadas en los diferentes asentamientos poblacionales independientemente de que presentaran secreción vaginal o no.
Ø Toda la población femenina de 10 a 49 años de edad que dieron su consentimiento a participar en el estudio.
Criterios de exclusión:
Ø Toda la población femenina entre 10 a 49 años de edad que en el momento de la investigación no se encontraran en los diferentes asentamientos poblacionales.
Ø Todas las que no dieran su consentimiento de participar en la investigación.
Se calculó el porciento que representaban las mujeres de 10 – 49 años de edad de cada asentamiento poblacional del total de las mujeres de este grupo del área de salud. La muestra se distribuyó entre los diferentes poblados cubiertos en su totalidad por consultorios populares que comprenden el Área de Salud de Playa Larga aplicándole este porciento.
Se determinó la distribución por grupos quinquenales de edad a partir de los 10 años y para obtener el tamaño de la muestra de cada grupo quinquenal en cada territorio de salud se dividió la población de cada grupo entre el total de mujeres de 10 a 49 años de edad de la zona correspondiente calculando el porciento que representa y aplicándose este porciento al total de mujeres a muestrear en la zona de salud quedando como sigue.
Las unidades muestrales se obtuvieron aplicando un muestreo aleatorio sistemático para lo cual se dividió el total de mujeres a encuestar en cada zona de salud y en cada grupo de edad entre el total de mujeres en cada grupo, obteniéndose así un intervalo de selección en cada grupo de edad de cada zona, seleccionando al azar la mujer inicial a partir de las historias clínicas familiares de los consultorios pertenecientes a las diferentes zonas de salud aplicándose el intervalo, y se seleccionó la mujer correspondiente, de no encontrarse se tomó la siguiente persona del registro que reunió las características de selección.

Definición y operacionalización de las variables.
Variable dependiente: Se define como la presencia de sepsis vaginal independientemente de su etiología con cuadro clínico variable caracterizado por secreción vaginal que puede estar acompañada de ardor, picazón y enrojecimiento de los genitales entre otros y se obtuvo con la indicación de estudios de laboratorio específicos para determinar en el caso la etiología de la misma.
Variable independiente: Se considerara variable independiente los posibles factores de riesgo obtenidos de la literatura revisada y de las condiciones propias del medio estudiado relacionadas con la ocurrencia de sepsis vaginal, en la cual se exploró la edad de acuerdo a los grupos de mujeres entre 10 y 49 años de edad, estado civil, escolaridad, inicio precoz de las relaciones sexuales, cambio frecuente de pareja, el uso del condón, uso de dispositivo intrauterino (DIU), la automedicación.
Edad: Variable cuantitativa contínua.
Descripción: A partir del último cumpleaños y teniendo en cuenta la mayor incidencia de la sepsis vaginal, rara en mayores de 50 años, distribuyéndola en intervalos de años. Se expresará en porciento.
Escala:
10-14
15-19
20-24
25-29
30-34
35-39
40-44
45-49
Estado civil: Variable cualitativa nominal politómica.
Descripción: En esta se definen la categoría de soltera cuando no tiene pareja y no mantuvo vínculo matrimonial, casado que incluye cualquier unión estable, divorciada cuando existe vínculo matrimonial disuelto y viuda cuando la causa es derivada de pérdida de la pareja por fallecimiento del cónyugue. Se expresará en porciento.


Escolaridad: Variable cualitativa ordinal
Descripción: Se considera primaria sin terminar a todos aquellos que no tengan concluido el 6to grado, primaria terminada para los que tengan el 6to grado terminado o que no tengan el nivel secundario concluido, secundaria básica cuando tiene el 9 grado aprobado o que no haya terminado el nivel preuniversitario, preuniversitario cuando tiene aprobado el 12 grado o no tenga concluido el nivel universitario o técnico superior y universitario el que tenga aprobado el último año del nivel. Se expresará en porciento.
Ocupación: Variable cualitativa nominal politómica.
Descripción: Se considera ama de casa a todas aquellas que no tengan vínculo laboral alguno y solo se dediquen a las labores del hogar, trabajadora a la que mantenga vínculo laboral estable, estudiante a la que se encuentre cursando estudios independientemente del nivel en que se encuentre. Se expresará en porciento.
Inicio precoz de las relaciones sexuales: Variable cualitativa nominal dicotómica.
Descripción: Cuando las relaciones sexuales comienzan antes de los 16 años considerando la respuesta en Si y No. Se expresará en porciento.
Cambio frecuente de pareja: Variable cuantitativa discontínua.
Descripción: Se considera el cambio frecuente cuando ha tenido más de 3 parejas sexuales en el último año considerando la respuesta en Si y No. Se expresará en porciento.
Uso del condón: Variable cualitativa nominal dicotómica
Descripción: Se considera la respuesta en Si para el uso del condón en las relaciones sexuales y No para el no uso de las mismas. Se expresará en porciento.
Uso de dispositivo intrauterino: Variable cualitativa nominal dicotómica.
Descripción: Se considera la respuesta en Si para el uso de cualquier modalidad de dispositivo intrauterino y No para el no uso de los mismos. Se expresará en porciento.
Automedicación: Variable cualitativa nominal dicotómica.
Descripción: Se considera la respuesta en Si para cuando se automedica sin prescripción médica y No para cuando no se automedica. Se expresará en porciento.
Técnicas y procedimientos.
La variable dependiente se obtuvo con la indicación de estudios de laboratorio específicos para determinar en el caso la etiología de la misma. A las pacientes se les realizó exudado vaginal mediante técnica directa en el diagnóstico de la cándida albicans, la trichomona vaginalis y las células guías de la gardnerella vaginalis mediante observación microscópica.
Para el diagnóstico de la vaginosis bacteriana se utilizó los siguientes criterios:
Criterios diagnósticos de Amsel para vaginosis bacteriana.
Tres de los cuatro criterios deben estar presentes; establece el diagnóstico exacto de vaginosis bacteriana en el 90% de las mujeres afectadas.
· Flujo vaginal homogéneo (el color y la cantidad pueden variar).
· Olor a aminas (pescado) cuando se agrega solución de hidróxido de potasio a las secreciones vaginales, comúnmente llamado “prueba de olor”.
· Presencia de células guías, clave o en clavija (clue cells), que son células epiteliales cubiertas por cocobacilos en la microscopía.
· pH vaginal mayor de 4,5.
La variable independiente se obtuvo con la aplicación de un cuestionario elaborado realizado por el autor de la investigación, previamente validado en una comunidad y la información científica se obtuvo a partir de la revisión bibliográfica sobre el tema, durante el tiempo que duró la investigación.
Procesamiento estadístico.
La información recolectada se organizó en una base de datos creada al efecto para lo cual se utilizó el paquete estadístico Epi-Info 6.0. Posteriormente se resumió y presentó en 6 tablas de contingencia específicas expresadas en valores porcentuales acompañadas del análisis estadístico correspondiente.
Consideraciones éticas.
Para la realización de la investigación se tuvo en cuenta el consentimiento informado de entrevistadas y encuestadas de forma oral y por escrito así como el de los tutores en el caso de las menores de edad. Se explicó a las participantes que la utilidad de la información obtenida en la investigación era con fines estrictamente académicos teniendo las mismas la libertad de abstenerse a participar en el estudio cuando así lo consideraran conveniente.

DESARROLLO

Tabla # 1. Distribución de la muestra según presencia o no de sepsis vaginal por grupo de edades. Área de Salud Playa Larga. Año 2006.

 

Grupo de Edad

Sin sepsis vaginal

Con sepsis vaginal

Total

No

%

No

%

No

%

10-14

24

80

6

20

30

100

15-19

17

56.67

13

43.33

30

100

20-24

14

56

11

44

25

100

25-29

16

53.33

14

46.67

30

100

30-34

25

60.98

16

39.02

41

100

35-39

30

71.43

12

28.57

42

100

40-44

24

75

8

25

32

100

45-49

20

83.33

4

16.67

24

100

Total

170

66.93

84

33.07

254

100



En la tabla # 1 se puede observar que el 66.93 % de la muestra estudiada no presentó sepsis vaginal y el 33.07 % estuvo afectada, al analizar esta patología por grupos de edades el de mayor porcentaje es el de 25–29 años de edad con un 46.67% seguido por el de 20-24 años de edad con un 44%, continúan en orden descendente los de 15-19 años de edad, 30-34 con 43.33% y 39.02% respectivamente. En la medida que aumenta la edad disminuye el porciento de la enfermedad.

Estos resultados son similares con estudios realizados donde encontraron que el 40.3 % de las mujeres en estos grupos de edades estaban afectadas por sepsis vaginal. Se plantea que en los próximos años estas afecciones a pesar de las medidas educativas, tendrán una tendencia ascendente derivado a que muchas de ellas se comportan de forma asintomáticas y no son diagnosticadas. (27,28)

En cuanto a los grupos de edades otros autores reflejan al igual que en el presente trabajo un predominio en el grupo de 25 a 29 años considerando que sus resultados pudieran estar influenciados por factores socio-culturales donde la liberación sexual y la forma de enfrentar la sexualidad de los jóvenes constituyen una premisa fundamental en la transmisión de la enfermedad. (14,29-32)

Autores como Fox, Garnet y Castillo en sus estudios encontraron predominio del grupo de edades de 15 a 20 años, estos resultados no coinciden con nuestro trabajo pero en los porcientos son similares. (33-37)

Tabla # 2. Distribución de la muestra según presencia o no de sepsis vaginal y estado civil. Área de Salud Playa Larga. Año 2006.

 

Estado Civil

Sin sepsis vaginal

Con sepsis vaginal

Total

No

%

No

%

No

%

Soltera

52

62.65

31

37.35

83

100

Casada

60

74.07

21

25.93

81

100

Divorciada

58

64.44

32

35.56

90

100

Viuda

0

0

0

0

0

0

Total

170

66.93

84

33.07

254

100



En la tabla # 2 se puede observar que el estado civil soltera fue el de mayor porciento de afectación por sepsis vaginal con un 37.35 % seguido de la categoría divorciada con un 35.56 %.

Este comportamiento pudiera estar condicionado a que las mujeres de estado civil soltera y divorciada suelen tener un riesgo mayor de contraer enfermedades vaginales puesto que las mismas no tienen pareja estable y mantienen vida sexualmente activa, lo que pudiera constituir un factor a tomar en cuenta si le agregamos la característica del poco hábito de uso del condón que existe en la población.( 38)

Tabla # 3. Distribución de la muestra según presencia o no de sepsis vaginal y escolaridad. Área de Salud Playa Larga. Año 2006.

 

Escolaridad

Sin sepsis vaginal

Con sepsis vaginal

Total

No

%

No

%

No

%

Primaria sin terminar

0

0

0

0

0

0

Primaria terminada

0

0

0

0

0

0

Secundaria Básica

87

65.90

45

34.10

132

100

Preuniversitario

68

67.33

33

32.67

101

100

Universitario

15

71.43

6

28.57

21

100

Total

170

66.93

84

33.07

254

100



Al analizar la tabla # 3 se puede observar que el mayor porciento de mujeres que presentaron sepsis vaginal correspondió a las que tenían nivel de escolaridad secundaria básica con un 34.10% seguido de las de preuniversitario con 32.67% coincidiendo con los resultados obtenidos por Peláez Mendoza ( 39) y Pérez Peña ( 40 ).

Este comportamiento pudiera deberse a que por lo general cuando se tiene un nivel cultural bajo no se alcanza una percepción del riesgo de padecer infección vaginal y son más vulnerables. En muchas ocasiones mantienen una vida sexual activa con múltiples parejas con las que no se protegen favoreciendo las vías de trasmisión o el incremento de los factores de riesgo que favorecen las mismas. En el municipio Ciénaga de Zapata el promedio educacional es de secundaria básica con incremento paulatino en los últimos años hacia el preuniversitario y universitario.

Tabla # 4. Distribución de la muestra según presencia o no de sepsis vaginal y ocupación. Área de Salud Playa Larga. Año 2006.

 

Ocupación

Sin sepsis vaginal

Con sepsis vaginal

Total

No

%

No

%

No

%

Ama de casa

35

66.04

18

33.96

53

100

Trabajadora

78

65.52

36

31.58

114

100

Estudiante.

57

65.52

30

34.48

87

100

Total

170

66.93

84

33.07

254

100


Al valorar la ocupación en la tabla # 4 apreciamos un mayor porciento de sepsis vaginal en la categoría de estudiantes con un (34.48%) seguido de las ama de casa con (33.96%).Este resultado coincide con los obtenidos por diversos autores que presentaron en sus estudios mayores porcientos en las estudiantes. (39-41)

El mayor porciento en este grupo pudiera estar influido por las libertades que tienen las estudiantes en la actualidad en cuanto a la esfera de la sexualidad que a pesar de que se les proporcionan herramientas para prevenir estas enfermedades todavía no asumen una actitud responsable que les posibilite disfrutar la sexualidad sin riesgos no solo de enfermedades sino de embarazos no deseados. Otro grupo vulnerable son las amas de casa que se dedican exclusivamente a las actividades hogareñas y no se mantienen actualizadas en cuanto a estas medidas, desconociendo el comportamiento de las mismas.

Tabla # 5. Distribución de los gérmenes identificados en la ocurrencia de sepsis vaginal. Área de Salud Playa Larga. Año 2006.

 

Gérmenes

No

%

Cándida Albicans

35

41.67

Gardnerella Vaginalis

33

39.28

Trichomona vaginalis

16

19.05

Total

84

100



En la tabla # 6 muestra que la cándida albicans fue el agente de mayor predominio con un 41.67% seguido de la gadnerella vaginalis con 39.28% y la trichomona con 19.05%. Estos resultados son superiores a los que reporta la literatura donde presenta la Cándida con un 20% a un 25 %, la gardnerella de un 25% a un 33% y la trichomona con un 20 %.(19)
Estos resultados coinciden con los obtenidos en un estudio realizado en el hospital Julio Trigo López por Gallardo (99) donde la cándida albicans fue la de mayor frecuencia con un 53.7% seguida de la gadnerella vaginalis con 35.2% y la trichomona con 13.0%.Mendoza González concluye con el mismo orden de frecuencia en cuanto a gérmenes en su estudio realizado en México. (29)
La literatura consultada presenta a la candiasis vulvovaginal entre el primero y el segundo lugar de las afecciones genitales en el mundo, estimando que el 75% de las mujeres han tenido al menos una vez en su vida un episodio de candidiasis y el 5% presentaron recurrencia donde la cándida albicans constituye el agente etiológico en el 80% de los casos. (14-20)
Hellberg y Nilsson en su estudio realizado en los Estados Unidos identifican la vaginosis bacteriana como la infección más frecuente que causa vaginitis en mujeres en edad fértil siendo la gadnerella vaginalis la responsable de más del 90% de los casos, lo que no coincide con nuestros resultados. (22)

Tabla # 6. Distribución de los factores de riesgo de las pacientes con sepsis vaginal. Área de Salud Playa Larga. Año 2006.

 

Factor de riesgo

No

%

  No uso de condón                                        

51

60,71

Automedicación

24

28,57

Cambio frecuente de pareja

36

42,85

Inicio precoz de las relaciones sexuales

32

38,09

Uso de DIU

28

33,33



En la tabla # 6 se puede observar que el no uso del condón fue el que mayor porciento representó con un 60,71 en las pacientes diagnosticadas con sepsis vaginal seguido en orden descendente por el cambio frecuente de pareja con 42,85, el inicio precoz de las relaciones sexuales con 38,09, el uso de DIU con 33,33 y la automedicación con el 28,57.

Estos resultados coinciden con estudios realizados donde el no uso del condón sigue constituyendo una práctica cotidiana entre la población sexualmente activa influyendo en la ocurrencia de las infecciones. (38)

El uso del condón como método de barrera es una medida que además de impedir los embarazos no deseados proporciona protección contra enfermedades como el VIH/SIDA, sífilis, blenorragia y la mayoría de las infecciones vaginales en la mujer. Las prácticas sexuales sin protección, la conducta sexual irresponsable derivado del cambio frecuente de pareja y el inicio precoz de las relaciones sexuales aumentan la posibilidad de contraer estas infecciones. (42,43)
El uso de antibióticos de forma excesiva o cualquier aplicación de medicamento sin la prescripción médica afecta el equilibrio del ecosistema de la vagina que presenta su propio mecanismo de defensa, propiciando la aparición de la vaginitis. Los lactobacilos juegan un papel fundamental en el mantenimiento de este equilibrio. Se describen otras causas como, preparaciones orales o DIU como métodos contraceptivos, duchas vaginales, medicamentos vaginales, enfermedades de transmisión sexual, cambios frecuentes de pareja y situaciones de estrés. (42-44)

Conclusiones.

- Un alto porciento de la muestra estudiada presentó sepsis vaginal siendo el grupo de edad más afectado el de 25-29 años de edad observándose que a medida que aumenta la misma disminuyen los porcientos de ocurrencia.
- El estado civil soltera presentó los mayores porcientos de sepsis vaginal.
- En la ocurrencia de sepsis vaginal predominaron el nivel de escolaridad secundaria básica y la ocupación estudiante.
- El germen que prevaleció en el estudio fue la cándida albicans.
- El no uso del condón, el cambio frecuente de pareja, el uso de DIU y la automedicación fueron los factores de riesgo con mayores porcientos identificados en esta investigación.

BIBLIOGRAFIA

1. Egan M and Lipsky M.: Diagnosis of Vaginitis. Am.Fam.Physician, 2000; 62:1095-104.
2. Anderson M, Karasz A and Friedland: Are vaginal symptoms ever normal? A Review of the literature. Medscape General Medicine, 6 (4), 2004.
3. Anderson M and Karasz A: How do clinicians manage vaginal complaints? Internet Survey. Medscape General Medicine, 7 (2), 2005: 61.
4. Owen M and Clenney T: Management of vaginitis. Am.Fam.Physician, 70:2125-2132, 2139-40, 2004 American Academy of Family Physicians.
5. Shah PH,Stiles JK,Finly RW,Lushbaugh WB,Meode JC.Trichomonas vaginales:Characterización of a family of P-type ATP ase genes,parasitol Int 2002;51(1):41-51.
6. Bensarab IW,Liu HW,Chui Fun Tai JH. The complete e DWA Sequence of a type II Trichomona vaginalis virus. Virologia 2000; 267:350-9.
7. Liebeña Ureña J. Microbiología Oral.2 ed Madrid: Editorial Mc Graw Hill-Interamericana;2002.
8. Sobel JD, Chaim W Treatment of Torulopsis glabrata vaginitis: retrospective review of boric acid therapy. Clin Infect Dis 1997; 24: 649-652.
9. Dan M, Kaneti N, Levin D, Poch F, Samra Z. Vaginitis in a gynecologic practice in Israel: causes and risk factors. Isr Med Assoc J. 2003; 5(9): 629-32.
10. Swedberg. Re,et al:Comparison of single-dose vs one.week course of metronidazole for symptomatic vaginosis.JAMA 254,1985:1046.
11. Fishe Am:Clinical aspects,vaginal dischorge and piuritis vulvae.Clin Obstet Gynecol.8,1981: pp 241.
12. Faro S: Bacterial Vaginitis. Clin Obstet Gynecol.34:584,1991.
13. Sobel JD:Vaginitis in adult women. Obstet and Gyne Clin of North America.1990; 17: pp 851.
14. Mendosa M, Gonzalez F, Bellovin E Salazar W, Mendosa L, Zambrano E. Insolation, identification and serotyping of yeast obtained from vaginal fluid in patient investigated. Invest Clin, 1999;40 (1): pp 25-26.
15. Mujica MT, Finquelievich JL, Jewtuchowicz CA, Iovannitti CA. Prevalencia de Candida albicans y Candida no albicans en diferentes muestras clínicas. Período 1999-2001. Rev. Argent. Microbiol. [online]. jul./sep. 2004, vol.36, no.3 [citado 10 Agosto 2007], p.107-112. Disponible en la World Wide Web: <http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-75412004000300003&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0325-7541.
16. Saporiti AM, Gómez D, Levalle S, Galeano M, Davel G, Vivot W, Rodero L. Candidiasis vaginal: etiología y perfil de sensibilidad a agentes antifúngicos de uso clínico. RevArg Microbiol 2001; 33: 217-22.
17. Sobel JD, Harold C, Wiesenfeld HC, Martens M, Danna P, Hooton TM, et al. Maintenance fluconazole therapy for recurrent vulvovaginal candidiasis. N Engl J Med 2004; 351: 876-83.
18. Bava J. Incidencia de la vaginitis candidiásica en diferentes grupos etarios. Su relación con otras formas de vaginitis y con la fisiología vaginal. Rev Arg Micol 1989; 12: 12-15.
19. Costa M, Lisboa Fernandes O de F, Rodrigues Silva MR. Candidiase vulvovaginal: aspectos clínicos, tratamento oral e susceptibilidade «in vitro». Rev Patol Trop 2003; 32: 145-162.
20. Foxman B. The epidemiology of vulvovaginal candidiasis: Risk factors. Amer J Publ Health 1990; 80: 329-331. 12.
21. Guelfand L, Grisolía P, Bozzano C, Kaufman S. Comparación de métodos de identificación de las levaduras más frecuentes en el laboratorio de microbiología clínica. Rev Arg Microbiol 2003; 35: 49-53.
22. Macad Rodríguez H. Enfermedades de trasmisión sexual en la adolescencia. Obstet y Ginecología Infanto Juvenil. Colectivo de Autores.1996.
23. Hellberg D, Nilsson S, Mardh P. The diagnosis of bacterial vaginosis and vaginal flora changes. Arch. Gynecol. Obstet., mar, 2001; 265 (1): pp11 –15.
24. Portillo J. La adolescencia, salud y enfermedad oficina del libro A.E.M, Uruguay 1992.
25. Alvares, síntesis. Texto de Medicina General Integral. Principales afectaciones del individuo en el contexto familiar y social. Infecciones Ginecológicas.2001;Pag 983-999.Cap.32.
26. Corripio, L y colb. Caracterización de la sepsis vaginal en el Área de Salud. Estudio en mujeres de 15-49 años.XII Congreso de Ginecología Obstetricia.Abril 2004.Pag.2-6.
27. Lazcano PE, Alonso P, Ruiz MJA, Hernández AM. Recommendations for cervical cancer screening programs in developing countries. The need for equity and technological development Salud Pública Mex 2003; 45: 449-62.
28. Velarde JE, Estrada RE. Sexually transmitted infections associated with vulvovaginal symptoms in adolescents denying sexual activity. Salud Pública Mex 2003; 45: 641-6.
29. Guía para la adaptación de las introducciones sobre el uso del preservativo, OMS, Ginebra Suiza, 2002.
30. Rodríguez Rocch R, Concepción Rexall JC, Álvares González, Nosotros, recomendaciones para un VIH positivo, GP SIDA, CNPES, MINSAP, 2004.
31. Mendoza González A y Sánchez Vega J. Frecuencia de Vaginosis producida por Gardnerella vaginalis y su asociación Con otros patógenos causantes de infección vaginal en la Mujer. Ginecol Obstret Mex. 2001;Vol 69 (7): 272-276.
32. Shyven Ad, Meheus A. Epidemiología de los enfermedades De transmisión sexual, panorama mundial bolo F Saint Panam 2002; 114 (1).
33. Organización Panamericana de la Salud: Salud de las Américas, Washington DC, 2002.
34. Cohen CR, Plomer FA, Mugo N, Maclean I, Shen C, Bukusi EA, Irungo E, Sinei S, Bwago D. VIH and others sexually Diserses in university Washington seatle. AIDS 2002, 3 (5): 322-42.
35. Fox KK, Thomas JA, Weiner DTT, Davis RH, Sparling PF, Cohen MS. Longitudinal Evaluation of Epidemiology factors In sexually transmitted diseases 2003, 7 (3): 199-200.
36. Garnet GP, Metz KJ, Finelly L, Jevine WC. The transmisión Dynamies of gonorrea and syphilis. Philos trans Rtonel Biol SA 2002; 354 (1384): 787-100.
37. Castillo BET SIDA, gonorrhea and syphilis y escuela en Cantabria Pup of SOCES interdiscf SIDA;2002; 9 (3):167-8.
38. Fariñas Reinoso Ana Teresa. Uso del condón: actitudes de un grupo de alto riesgo, Ciudad de La Habana, 1996. Rev Cubana Hig Epidemiol [periódico en la Internet]. 1997 Ago [citado 2007 Sep 15]; 35(2): 106-110. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-30031997000200006&lng=es&nrm=iso
39. Peláez Mendoza J, Rodríguez Pons O, Bermúdez Sánchez R. Varón adolescente, responsabilidad sexual y anticoncepción. Revista Cubana de Sexología y Sociedad, 2002; 2 (8): 24-29
40. Pérez Peña J. Ética y Educación Sexual. Conferencia Dictada en el Curso Internacional sobre sexualidad del Centro Nacional de Educación Sexual. Revista Cubana de Sexología y Sociedad, 2000; 3 (7): 8.
41. Green TA, Blas CM, Jonson R. Sexual Infection Asociated With first relation sexual on bacterial vaginosis, lancelt 2000; 350 (9093): 1780.
42. Brzychczy S, Wloch M, Kochan P and Heczko P: Hydrogen peroxide produced by lactobacillus species as regulatory molecule for vaginal microflora. Med.Dosw.Mikrobiol., 56(1),2004: pp 67-77.
43. 3M Nacional Vaginitis Association (NVA), 2005. The vaginitis report-vol.3, BV and HVI.
44. Vazquez JA, Sobel JD. Mucosal Candidiasis. En: Walsh T, Rex J (Ed.). Fungal Infections. Part I. Recent Advance in Diagnosis, Treatment and Prevention of Opportunistic Mycoses. Infect Dis Clin NAmer 2002; 16: 793-820.

Datos Autores:

Dr. Ernesto Alfonso Calderón.
MSc. Enfermedades Infecciosas. Especialista 1er grado en Higiene y Epidemiología.
Profesor Asistente.
Contactar e-mail: epidemiologiane@yahoo.es

Dra. Lourdes Blanco Berta.
Especialista de I Grado en Periodoncia.


Enviado por Dr. Ernesto Alfonso Calderón y Dra. Lourdes Blanco Berta
Contactar mailto:epidemiologiane@yahoo.es


Código ISPN de la Publicación: EkkZEkVVuEcLZEsFzv
Publicado Wednesday 19 de November de 2008