Secciones

Medicina y Salud

Enfermedades

Anatomía

Biología

Nutrición

Ingeniería

Química

Física

Tecnología

Astronomía

Lógica y Matemática

Más Publicaciones

Publicar Artículos

Eventos

Enlaces

Uso de la magnetoterapia en el retardo de la consolidacion osea


Enviado por Idalmis Chiroldis Arango y otros autores
Código ISPN de la Publicación: EkpVElVpEuIBsxmcZQ


Resumen: Se realizo un estudio prospectivo, longitudinal y descriptivo a 24 pacientes que presentaban retardo en la consolidacion de las fracturas atendidos en el departamento de Fisioterapia y Rehabilitacion del Hospital General Docente Comandante Pinares.


   

  

RESUMEN
Se realizó un estudio prospectivo, longitudinal y descriptivo a 24 pacientes que presentaban retardo en la consolidación de las fracturas atendidos en el departamento de Fisioterapia y Rehabilitación del Hospital General Docente Comandante Pinares.

El estudio se realizó en el período comprendido desde Febrero del 2006 hasta Marzo del 2007. Se analizaron las variables propuestas con el objetivo de demostrar la eficacia del tratamiento con magnetismo como un método para acelerar la consolidación ósea en estos pacientes así como otros aspectos de índole particular de nuestra serie .Predominó el sexo masculino en la casuística.

La mayor incidencia de fracturas fue en la tibia, seguidas de las de fémur. Las enfermedades asociadas estuvieron representadas en mayor número por la Diabetes Mellitus. El tiempo de fractura hasta comenzar con el tratamiento estaban en el rango de 30-40 días. Con 30 sesiones de tratamiento se demostró en el mayor número de casos la eficacia del tratamiento.

Palabras clave: fractura; magnetismo; magnetoterapia; consolidación ósea; retardo en la consolidación.

ABSTRACT
Was carried out a prospective, longitudinal and descriptive study to 24 patients that presented retard in the consolidation of the fractures assisted in the department of Physiotherapy and Rehabilitation of the Hospital General Educational Comandante Pinares in the municipality of San Cristóbal, in Pinar del Río province. The study was carried out in the period understood from February of the 2006 until March of the 2007. The variables proposals were analyzed with the objective of demonstrating the effectiveness of the treatment with magnetism like a method to accelerate the bony consolidation in these patients as well as other nature aspects peculiar of our series .Predominate the masculine sex in the casuistry. The biggest incidence of fractures was in the lukewarm one, followed by those of femur. The associate illnesses were represented in more number by the Diabetes Mellitus. The time of fracture until beginning with the treatment was in the range of 30-40 days. With 30 treatment sessions it was demonstrated in the biggest number of cases the effectiveness of the treatment.

Words key: he/she fractures; magnetism; magnetoterapia; bony consolidation; i slow in the consolidation.

DESARROLLO
En múltiples ocasiones las incapacidades o mutilaciones, surgidas después de lesiones traumáticas de los miembros no son consecuencia ineludible del accidente, sino de complicaciones o secuelas evitables del tratamiento. Las fracturas, generalmente evolucionan de forma satisfactoria, sin embargo otras veces, necesitan más tiempo del esperado para su curación. En este caso estamos en presencia de una de las complicaciones de las lesiones traumáticas óseas: el retardo de la consolidación.

Se considera que existe retardo de la consolidación en aquellas fracturas cuya cicatrización no progresa en un lapso de tiempo que se estima normal, a pesar de que existen evidencias clínicas y radiológicas de que el proceso de reparación ósea no ha cesado. (1)

En la gran mayoría de los casos el retardo de consolidación es un problema completamente local, y depende de la anatomía y la fisiología del hueso fracturado, del tipo y el grado de tratamiento óseo de los tejidos blandos vecinos y de la eficacia del tratamiento impuesto. Por consiguiente, cualquier factor que interfiera en el delicado proceso de la reparación contribuye al retardo o la falta de consolidación.

Al considerar el tratamiento de los retardos de la consolidación hay que hablar de un tratamiento preventivo que consiste en realizar una reducción perfecta de la fractura y aplicar una inmovilización eficiente. Sin embargo, al estar ya diagnosticado el retardo en la consolidación de la fractura se deben llevar a cabo otros procederes para tratar de revertir este proceso.

Desde hace más de una década se viene utilizando en nuestro país el campo magnético en traumatología; con magníficos resultados en la estimulación del callo óseo en las fracturas y retardo en la consolidación (2).

El origen de la noción de magnetismo es muy antiguo, se remonta a más de 3500 años, en plena Edad del Hierro, en el antiguo Egipto, China y la India. Entonces ya se descubrió que una piedra especial, la magnetita o imán natural, atraía las limaduras de hierro e incluso se adhería a los objetos de este metal. (3)

La magnetoterapia se define como la acción en la que se utilizan imanes permanentes o equipos generadores de campos magnéticos para lograr un objetivo terapéutico.

Los fenómenos Electromagnéticos tienen tres aspectos de aplicación médico-biológica (4). El primero es la comprensión de los procesos eléctricos que se operan en el organismo, así como el conocimiento de las propiedades eléctricas y magnéticas de los medios biológicos. El segundo está relacionado con el conocimiento del mecanismo de acción de los campos magnéticos sobre el organismo. El tercero de ellos es el que guarda relación con los instrumentos y equipos utilizados con este fin.

Desde el punto de vista tisular y orgánico, la magnetoterapia presenta una serie de acciones biológicas (5). Dentro de estas una de las más importantes es el efecto sobre el metabolismo del calcio en el hueso y sobre el colágeno, efecto vinculado a la producción local de corrientes de muy débil intensidad, por el mecanismo de la piezoelectricidad o también llamada en este caso magnetostricción.

La magnetoterapia fue aprobada por la Food Drug Administration (FDA) desde 1979 (5) como método no invasivo en el tratamiento en el tratamiento de la consolidación de la fractura. Bassin (6) reporta que desde 1974, 250 000 pacientes con retardo en la consolidación habían recibido magnetoterapia siendo considerado el tratamiento más efectivo en cuanto a costo, con respecto al injerto y además se ha mantenido exento de efectos adversos significativos

El italiano Riva Sanseverino (7) en 1992 encontró gran efectividad de la magnetoterapia en las artropatías, pues logró la desaparición del dolor, recuperación de la movilidad articular, desaparición de la inflamación y el mantenimiento de las condiciones logradas.

En 1993 Troch en Canadá, publicó un interesante trabajo sobre la magnetoterapia de baja frecuencia en la osteoartritis (8), obteniendo buenos resultados en la disminución del dolor y la recuperación funcional de la articulación.

En ese mismo año el ruso Shliapak (9) expone un trabajo sobre el empleo del campo magnético en la artritis reumatoide juvenil, donde afirma haber obtenido buenos resultados en las articulaciones.

A pesar de que desde hace cientos de años se conoce la existencia del campo magnético; solo con la introducción de métodos químicos y físicos en el estudio de la estructura subcelular se ha podido dar explicación a algunos de los efectos de la magnetoterapia en los seres vivos.

En 1991 surge el equipo TERAMAG (Terapia Magnetizada), y alrededor de 142 equipos fueron construidos por la Empresa de Equipos Médicos de Ciudad de La Habana. Se utilizaron inicialmente en el tratamiento de la epidemia de neuritis periférica, dirigido por las doctoras Zoila Pérez y Deysi Santos Díaz. Actualmente se utiliza en otras afecciones médicas. (10)

A nuestro departamento de Fisioterapia y Rehabilitación, acuden numerosos pacientes que presentan dificultades en la consolidación de las fracturas, los cuales tienen que permanecer por tiempo prolongado con inmovilización, o recibir largos periodos de reposo y rehabilitación. En muchas ocasiones estos pacientes tienen que someterse a una intervención quirúrgica para tratar de revertir esta situación. Esto por supuesto se traduce en largas etapas improductivas lo que trae como consecuencia serias afectaciones económicas al paciente, además requiere de períodos de ingreso prolongados aumentando los costos y estadía hospitalaria.

Teniendo en cuenta esto, basándonos en la literatura revisada sobre el tema y con la posibilidad de contar en el departamento con un equipo de Magnetoterapia; nos dimos a la tarea de aplicar el tratamiento con esta técnica y evaluar su eficacia para acelerar el proceso de consolidación ósea.

MÉTODOS
Para llevar a cabo este trabajo se realizó un estudio prospectivo, longitudinal y descriptivo con elementos analíticos de los pacientes con retardo en la consolidación de las fracturas que recibieron tratamiento con magneto en el departamento de Fisioterapia y Rehabilitación del Hospital General Docente Comandante Pinares de San Cristóbal. Se analizó el período comprendido desde febrero del 2006 hasta marzo del 2007.

De un universo de 62 pacientes con fracturas de miembros llegada al departamento, se tomó una muestra de 24, los cuales tenían evidencias clínicas y radiológicas de retardo en al consolidación ósea.

Se excluyeron del estudio pacientes con otras complicaciones de las fracturas como seudoartrosis, atrofia ósea aguda y necrosis ósea avascular, por ser estas complicaciones que necesitan otros tratamientos.

Para el tratamiento se utilizó un equipo TERAMAG MT- 200 de electromagnetismo terapéutico, fabricado en Cuba por la empresa de Equipos Médicos de La Habana. Para la obtención de los datos confeccionamos una encuesta- expuesta en el anexo- que se comenzó a llenar desde el momento en que llegó el paciente al departamento. En ella se recogían variables como la edad, sexo, enfermedades asociadas, tiempo de producida la fractura, lugar de producida la fractura y sesiones de magneto aplicadas.

Esta investigación estuvo apoyada en el principio bioético del consentimiento informado. Se le informó a cada paciente todos los detalles del tratamiento que se le aplicó el cual esta exento de riesgos, así como del estudio que se realizara, causa de lo cual se le llenó la encuesta.
Una vez recolectados los datos se extrajeron las variables a utilizar exponiendo los resultados en tablas y gráficos para su mejor comprensión, los cuales se procesaron por los métodos estadísticos de Chi cuadrado y prueba de contingencia para variables individuales, tomando como niveles de significación valores en el rango de 0,01-0,05.

RESULTADOS
Al analizar los grupos etarios (Tabla 1) se observó que el más afectado fue el comprendido entre 31-40 años con un 29,2%, en correspondencia con la edad más activa en la vida social y productiva. Solamente un paciente tenía más de 60 años en la serie.

Tabla 1. Pacientes tratados con Magnetoterapia según edad. Hospital
Comandante Pinares. Febrero 2006-Marzo 2007.



Se observó un franco predominio del sexo masculino con 18 pacientes, sobre el femenino. (Gráfico 1)

Gráfico 1. Pacientes tratados con Magnetoterapia según sexo. Hospital
Comandante Pinares. Febrero 2006-Marzo 2007.


Al analizar las enfermedades asociadas que presentaron los pacientes estudiados, (Gráfico 2) se encontraron solo en un 33,3% del total de la muestra, predominando la Diabetes Mellitus en tres pacientes.

Gráfico 2. Enfermedades asociadas en pacientes sometidos a Magnetoterapia. Hospital Comandante Pinares. Febrero 2005 - Marzo 2006


Fuente: Encuestas.

Según el sitio donde se produjo la fractura, predominó la tibia con un 25% del total de la muestra, ocupando el segundo lugar la fractura de fémur con 20,8% (Tabla 2)

Tabla 2. Pacientes tratados con Magnetoterapia según el sitio de la fractura. Hospital Comandante Pinares. Febrero 2006-Marzo 2007.



Las sesiones de tratamiento con magneto se indicaron según la evolución y evaluación de los pacientes. (Tabla 3) Se observa que el 58,4% necesitó solamente 30 sesiones de tratamiento, que es lo que normalmente se requiere, mientras que a 3 pacientes (12,5%) fue preciso aplicarles el doble de esta cifra de sesiones. Los pacientes que necesitaron menos sesiones de tratamiento fueron los que menos tiempo de producida la fractura tenían, mientras que los que requirieron de 60 sesiones tenían más de 9 semanas de fracturados

Tabla 3. Sesiones aplicadas según el tiempo de fractura. Hospital Comandante Pinares. Febrero 2006-Marzo 2007.



Por último se analizan los resultados finales del tratamiento, (Gráfico 2) obteniendo parámetros clínicos y radiológicos que hablan a favor de una curación adecuada en el 87,5% de los pacientes.

Gráfico 3. Resultados de la magnetoterapia. Hospital Comandante Pinares. Febrero 2006-Marzo 2007


DISCUSIÓN
El grupo de edad más afectado por la fracturas coincide con la época de la vida en que más actividad tiene el individuo, ya sea en la producción directamente o en el ámbito social. Igualmente el sexo masculino fue el más afectado, pues es el responsable de los trabajos y tareas más rudas en toda etapa de la vida. (11,12)

Las enfermedades asociadas fue otro parámetro que se tuvo en cuenta y precisamente dos de los pacientes en que los que no resultó con éxito el tratamiento eran diabéticos. Esta enfermedad influye negativamente en la cicatrización y regeneración de tejidos a cualquier nivel por el déficit circulatorio y alteraciones metabólicas que entraña.

El tiempo de fractura también se considera importante en este tratamiento. Los pacientes que mejor evolucionaron fueron en los que el periodo entre la aparición de la fractura y el comienzo de la terapia fue menor; y por ende necesitaron menos tiempo de tratamiento; pues la atrofia y los trastornos vasculares estaban menos agudizados coincidiendo con Cano y colaboradores. (13)

Al analizar el sitio de fractura más frecuente encontrado, resultó ser la tibia el hueso mas afectado. La fractura de tibia es una de las causas fundamentales de ingreso en los servicios de Ortopedia y Traumatología y es una de las que más complicaciones presenta, dentro de ellas el retardo en la consolidación. (14)

Fue evidente que la mayoría de los pacientes presentaron signos de curación o por lo menos de mejoría significativa mediante el uso de esta técnica, con lo que coinciden otros trabajos revisados. (2, 15,16) Además este tratamiento no tuvo efectos adversos importantes en ninguno de los pacientes.

CONCLUSIONES
Los pacientes del sexo masculino fueron los más afectados por el retardo en la consolidación. La cuarta década de la vida predominó en la casuística. La fractura de la tibia fue la más encontrada en los casos. Entre las enfermedades asociadas la Diabetes Mellitus fue la más frecuente.
La mayoría de los casos tratados curó con 30 sesiones de magnetoterapia. Esto estará influenciado por el tiempo que media de producida la fractura y el inicio del tratamiento. Mientras mas joven sea la fractura mas posibilidades de curación tendrá. La magnetoterapia puede ser utilizada con éxito en los pacientes con retardo en la consolidación de las fracturas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Alemán, L, R. Complicaciones de las lesiones traumáticas óseas. En. Alvarez, C, R. Tratado de Cirugía Ortopédica y Traumatológica. T. I; 1985; p 442-448.
2. Sosa SU, Espinosa RY, Morfa VF. Uso de la magnetoterapia en afecciones articulares y peri articulares. Rev. Cubana Ortop Traumatol 1996;10(1):125-9.
3. Warnke U, Warnke UTE, Cap. XXX. Historia del empleo terapéutico de campos magnéticos en medicina. En Bistolfi F. ed. Campos Magnéticos en Medicina. Biología-Diagnóstico-Terapia. Buenos Aires: Artegráfica Leonelli; 1996; P.306-315.
4. Remigio AN. Física Médica y Biológica. Moscú: Editorial MIR, 1987: 281.
5. Martín JE, García JA. Introducción a la Magnetoterapia. Editorial CIMEQ. 1ra Edición. La Habana. 2002.
6. Bassett CA. Low energy pulsing electromagnetic fields modif. Biomedical processes. Bioassays. 2003; 6: 36-42.
7. Riva SE. Therapeutic effects of pulse magnetic fields on joint diseases. Panminerva Med. 2002; 34 (4): 187.
8. Troch DH. A double-blind trial of the clinical effects of pulse electromagnetic fields in osteoarthritis. J Rheumatology. 2003; 20(3) : 20.
9. Shiliapak EA. Low frequency alternating magnetic fields and its combination with radon bath in juvenile rheumatoid arthritis. Vopo Kurortol Fizioter Lech Fiz Kult. 1992; 4: 13.
10. Santos Díaz D, Fernández Mulens L, Ferrer L, Góngora S, Pérez Z. Magnetoterapia en el tratamiento de la neuritis óptica epidémica. Rev. Cubana Oftal 1995;8(1):1-5.
11. Illescas F.G.J. Trauma. La urgencia médica de hoy. Trauma, Vol. 7, num., 2 pp. 65-70 Mayo-Agosto 2004.
12. Mattox K. L., Feliciano D.V., Moore E.E.- Trauma. Cuarta Edición. McGraw- Hill Interamericana. 2001. Vol I. Cap. 8: 139-163.
13. Cano SM, Diez GP, León HS, Estrada LE et al.Tratamiento de las fracturas no-unión y en el retardo de la consolidación con aplicación de la magnetoterapia. Rev Mex Med Fis Rehab 2002; 14 (1): 26-30
14. Escarpanter B JC, Cruz S PM, Álvarez G JL. Tratamiento quirúrgico de las fracturas de la tibia. Análisis de los resultados. Rev. Cubana Ortop Traumatol 1996; 10(1):34-8.
15. Del Toro PG, Zayas G JD, Ceballos M, Ayala CH A. Campo electromagnético pulsátil en el tratamiento de pseudoartrosis y defectos óseos. Rev. Cub Med Militar; Jul-Dic 2005.
16. Campos Amigo E, Calzadilla Moreira V, Castillo García I. Transportación ósea en el tratamiento de la osteomielitis. Rev. Cubana Ortop Traumatol 1999;13(1-2):99-103.

AUTORES
Lic. Idalmis Chiroldis Arango*
Lic. Osvaldo Hernández Sanchidrían*
Lic. Héctor Ribet González*
Lic. Dianelis Vera Orta *

* Licenciado en Terapia Física y Rehabilitación
Lic. Idalmis Chiroldis Arango
Dirección: Calle Ignacio Humara # 104 San Cristóbal Pinar del Río Cuba
Hospital General Docente Comandante Pinares. Reparto Noel Camaño
San Cristóbal Pinar del Río Cuba. Email idalmischiroldisarango@yahoo.es


Enviado por Idalmis Chiroldis Arango y otros autores
Contactar mailto:idalmischiroldisarango@yahoo.es


Código ISPN de la Publicación: EkpVElVpEuIBsxmcZQ
Publicado Monday 10 de March de 2008