Secciones

Medicina y Salud

Enfermedades

Anatomía

Biología

Nutrición

Ingeniería

Química

Física

Tecnología

Astronomía

Lógica y Matemática

Más Publicaciones

Publicar Artículos

Eventos

Enlaces

Recomendaciones de niveles de iluminacion en edificios no residenciales Una comparacion internacional


Enviado por Andrea Pattini
Código ISPN de la Publicación: EpZZyyupuVhQyVgJVL


Resumen: El presente trabajo muestra una comparacion entre los niveles de iluminacion recomendados por distintos paises, incluido Argentina. Se recolectan datos de normas nacionales e internacionales, de manuales de iluminacion y de material publicado. Se arriba a la conclusion de que no hay consenso entre los paises en los niveles recomendados por actividad para iguales tipos de edificios no residenciales. Se muestra la variacion historica de los mismos. Estudios sobre preferencias de niveles de iluminacion muestran valores significativamente mayores a los recomendados en las normas considerando necesario mejorar la integracion del aporte potencial de la iluminacion natural y la artificial particularmente en edificios no residenciales.


   

  

RESUMEN

 

El presente trabajo muestra una comparación entre los niveles de iluminación recomendados por distintos países, incluido Argentina. Se recolectan datos de normas nacionales e internacionales, de manuales de iluminación y de material publicado. Se arriba a la conclusión de que no hay consenso entre los países en los niveles recomendados por actividad para iguales tipos de edificios no residenciales. Se muestra la variación histórica de los mismos. Estudios sobre preferencias de niveles de iluminación muestran valores significativamente mayores a los recomendados en las normas considerando necesario mejorar la integración del aporte potencial de la iluminación natural y la artificial particularmente en edificios no residenciales.

 

PALABRAS CLAVE: niveles de Iluminación – edificios no residenciales

 

INTRODUCCION

 

Cuando se evalúa la iluminación interior alcanzada por diferentes alternativas de diseño de un local, estas deben ser contrastadas con los niveles recomendados para la actividad visual a desarrollarse en el local, de modo que se asegure la realización de esta tarea con eficacia y confort.

 

Los niveles de iluminación indicados en las recomendaciones varían no solo según las actividad sino que además fluctúan entre diferentes países. Por otra parte, según el país a que se refiera, estas cambian en los niveles de iluminación recomendados desde 1930. En este trabajo se presentan y comparan los niveles recomendados para algunas tareas seleccionadas en edificios no residenciales en 20 países. También se presenta las variaciones históricas de los datos publicados sobre los niveles recomendados.

 

En general, las recomendaciones de niveles de iluminación son efectuadas con el fin de mejorar la seguridad de los trabajadores en la industria, productividad, el aprendizaje en las escuelas, y la recuperación de los pacientes en los hospitales. Muchos son los grupos que tienen interés en influir en la selección de niveles de iluminación recomendados.

 

La última edición de la IESNA (Illuminating Engineering Society of North America), especifica valores para aproximadamente 250 actividades visuales que se realizan en interiores de edificios no residenciales y cerca de 300 específicas aplicaciones industriales , y un número similar de actividades y aplicaciones han sido propuestas en Europa por CEN (Europeans Standard).

 

En la Argentina, la norma IRAM AADL J20-06 establece valores mínimos para más de 200 actividades, clasificadas por tipo de edificio, local y tarea visual, esta norma fue publicada en 1972 y reeditada sin modificaciones en 1996.

 

Si se considera, a los fines de un primer análisis, que todos los otros factores se mantuvieron constantes, los cambios en las recomendaciones de los niveles de iluminación interior en los edificios no residenciales corresponden a la necesidad de ahorrar energía. Por ejemplo, los niveles recomendados en URSS se incrementan en un factor de 10 o más desde 1930, Contrariamente, los niveles en muchos países han declinado en un factor de dos o tres veces desde la crisis energética de los 70.

 

Recolección de datos

 

Los datos fueron tomados de fuentes nacionales, manuales de iluminación, y material publicado. Las actividades principales en los tipos de edificios incluye, oficinas, aulas, hospitales y tareas visuales en industrias. La mayoría de los valores son representados en forma de iluminancia horizontal, algunas fuentes presentan rangos para algunas actividades.

 

Las recomendaciones de niveles de iluminación tienden a ser mas específicas con el tiempo. Algunos países registran valores muy detallados para algunas aplicaciones y generales para otras.( por ejemplo Japón, especifica 40 rangos diferentes para comercios y solo cuatro para escuelas).

 

Los países varían considerablemente en la frecuencia con que ellos revisan sus recomendaciones. Por un período de mas que cuatro décadas (1948-1990), Suecia no cambio sus niveles de iluminación recomendados, para la iluminación genera en oficinas, mientras que Alemania la cambió seis veces. Bélgica no cambió sus recomendaciones entre 1964 y 1992. En Finlandia, la primera recomendación no fue publicada hasta 1971, y en Argentina hasta 1972.

 

Argentina

Australia

Austria

Bélgica

Brasil

China

República Checa

Dinamarca

Finlandia

Francia

local

OFICINAS

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

general

200

160

500

300-750

750-1000

100-150-200

200-500

50-100

150-300

425

PC

750

160

160

500

150-200-300

300-500

200-500

150-300

250-425

plano de trabajo

300-750

320

320

500-1000

150

300-500

500-1000

425

lectura

320

320

500-1000

200-500

75-100-150

500

500

500-1000

425

dibujo

1000

600

600

1000

3000

200-300-500

750

1000

1000-2000

850

AULAS

general

500

240

300-500

300-750

200-500

75-150

200-500

200

150-300

325

pizarrón

1000

240

300-500

750-1500

300-750

500

500

300-750

425

HOSPITALES

áreas comunes

100

240

200

75-150

50-200

50-100

200

100

habitaciones con pacientes

100

-

100

100-300

150

100-200

50-200

50-100

50-100

sala de operaciones

700

500

1000

300-750

1000-2000

1000-2000

300-1000

mesa de operaciones

15000

-

20000-100000

10000-20000

10000-20000

30000-75000

20000-100000

INDUSTRIAS

textil

400-700

800-1200

2000

1000-2000

750-1500

50-500

1000-2000

500-1000

850

electrónicas, test

1000-2000

600

1500

1000-2000

3000-5000

200

1000-2000

500-1000

625-1750

local

Alemania

Japón

Méjico

Holanda

Suecia

Suiza

UK

USA

URSS

CE

OFICINAS

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

lux

general

500

300-750

200

100-200

100

500

500

200-300-500

300

500

pantalla de video

500

300-750

500

300-500

300-500

300-500

300

200

500

plano de trabajo

500

300-750

600

400-500

300

300

500

200-300-500

300

500

lectura

300-750

900

400

500

500

300

200-300-500

300

500

dibujo

750

750-1000

1100

1600

1500

1000

750

1000-1500-2000

500

750

AULAS

general

300-500

200-750

400

500

300-500

300-500

300

200-300-500

300

300-500

pizarrón

300-500

300-1500

900

500

500

300-500

300

500-750-1000

500

500

HOSPITALES

áreas comunes

300-500

300-1500

900

500

500

300-500

300

500-750-1000

500

500

habitaciones con pacientes

200

150-300

60

200

150

300

30-50

100-150-200

150

200

sala de operaciones

100-300

100-200

60-200

150

150

100-300

30-50

50-75-100

300

100

mesa de operaciones

1000

750-1500

600

2000

750

1000

400-500

1000-1500-2000

400

1000

INDUSTRIAS

textil

20000-100000

20000

14000

100000

10000

10000-50000

10000-50000

10000-100000

electrónicas, test

750

750-1500

600-1100

500

750-1000

750-1000

1000-1500-2000

1500

1500

Tabla 1. Niveles recomendados de iluminancia horizontal (lux) para diferentes actividades en edificios no residenciales destinados a oficinas, escuelas, hospitales e industria.

 

La Tabla 1 muestra los valores indicados según diferentes países para los valores recomendados de iluminación, en todos los casos se refiere a iluminación sobre plano horizontal, excepto para los indicados sobre pizarrones en aulas que son indicados en iluminación sobre plano vertical.

En algunos casos los valores son recomendados en un rango y en el caso de oficinas, puesto de trabajo con computadoras (PC) el rango indica ¨recomendado-máximo¨.

 

ANÁLISIS COMPARATIVO POR LOCAL Y ACTIVIDAD

Aulas

1-General

Este nivel se refiere a la cantidad de iluminación que llega a una superficie horizontal a la altura de un plano de trabajo (0.80m) que debe ser alcanzada en toda la superficie útil del local.

 

En la figura 1, se muestran las comparaciones de niveles generales recomendados en aulas, vigentes a la fecha. Algunos países efectúan sus recomendaciones en forma de rango (por ejemplo, Austria 300-500lux).

El valor más bajo lo registra China (50-150lux), y el más alto Japón (200-750lux). El valor más próximo al promedio lo presenta Méjico (400lux). Argentina se ubica entre el valor medio de 500lux.

Figura 1. Niveles de iluminación general en aulas recomendados por distintos países.

2- Pizarrón

En el caso particular de valores sobre pizarrones es en donde se presenta mayor dispersión por países de recomendaciones. Como se grafica en la figura 2, llega a un máximo para Bélgica y Japón de 1500 lux, le siguen Argentina y Méjico con 1000 y 900 lux respectivamente y un mínimo de 240 lux para Austria. En este caso China no presenta un valor recomendado para pizarrón, solo general de aulas.

Figura 2. Niveles de iluminación recomendados para pizarrón por distintos países.

Las recomendaciones vigentes para el caso de oficinas no siguen el mismo rango de diferencias entre países encontrados en aulas. En el caso del valor categoría GENERAL (Fig. 3) el valor menor es de 50-100lux, correspondiendo a Dinamarca y 100lux para Suecia. Para la misma actividad el valor más alto lo presenta Brasil con un rango de 750-1000lux, seguido por Bélgica y Japón con 750lux. En este caso Argentina se posesiona con el grupo de países de valores bajos (200lux).

Figura 3. Valores recomendados en oficinas para actividad GENERAL.

Para las actividades a realizar sobre el plano de trabajo (escritorios) en oficinas las recomendaciones de los distintos países son mas homogéneas, correspondiendo el valor mas bajo a China (150 lux) y el más alto al rango de 500-1000 lux de Bélgica y Finlandia.

Figura 4. Recomendaciones de iluminación sobre plano de trabajo en oficinas.

Recientemente se han incorporado a las recomendaciones los puestos de trabajo en oficina con Computadoras y pantallas de video (PC). En este caso los niveles se presentan con más uniformidad que las recomendaciones para aulas. Correspondiéndole los valores mas altos a Argentina (750) y Japón (300-750) (Fig. 5). La mayoría se encuentra en los 500lux y los mínimos en Australia con 160lux.

Figura 5. Recomendaciones en oficinas en puestos de trabajo con PC.

 

Se muestra en la figura 6, la comparación realizada entre los niveles recomendados por los distintos países para habitación de pacientes en Hospitales, el resto de los locales , como los valores de industrias se encuentran en la tabla 1.

El valor más bajo es recomendado en Inglaterra (30-50), y el más alto de 300 lux, para Brasil, Japón y Suiza . Argentina se encuentra más cerca de la media con 100 lux.

Figura 6. Valores recomendados para sala de pacientes en hospitales.

 

EVOLUCIÓN HISTORICA DE LOS VALORES RECOMENDADOS POR LOS DISTINTOS PAÍSES

 

Excepto algunas excepciones, ha habido un incremento de los valores recomendados a lo largo de los años, desde 1930 hasta principios de 1970. En URSS, para la iluminación general de oficinas, partió de 25 lux en 1930, llegando a 300 lux en 1979. En términos generales las recomendaciones partieron de valores bajos, se incrementaron hasta el principio de los 70, (Fig. 7) volviendo a bajar en las recomendaciones vigentes en la actualidad.

 

En Alemania, Suiza e Inglaterra, donde tienen una temprana tradición en normalización, los niveles actuales para algunas actividades son comparables a las anteriores a 1960.

Figura 7. Variación temporal de niveles recomendados para aulas por distintos países.

 

 

CONCLUSIONES

 

Es importante destacar que era esperable encontrar un menor rango de diferencia de valores recomendados entre los distintos países comparados para cada una de las actividades de los locales de edificios no residenciales, justamente porque se pretendía comparar igual actividad visual.

 

La naturaleza de la dinámica en la recomendación de niveles de iluminación es el resultado de varios factores. En parte de los cambios en el punto de vista de la cantidad de luz necesaria para realizar una determinada tarea, durante más de 20 años los investigadores han trabajado (especialmente en oficinas) sobre aspectos de la iluminación como perfomancia, preferencias y efectos no visuales de la luz que son aquellos que no están directamente relacionados con la visión.

 

Estudios sobre preferencias de niveles de iluminación muestran valores significativamente mayores a los recomendados en las normas (Tonelo,G.,1992) (Begemann, S. Et al.,1995) dependiendo de la estación del año y la contribución de la luz natural y parecen corresponderse a estimulaciones biológicas y no a estudios de perfomancia visual (CIE, 1986) (Kirschbaum, C. et al., 1992) en los que generalmente están basadas las normas.

Los resultados de investigaciones sobre la influencia de la luz en el comportamiento de los usuarios considerando los efectos no visuales de la luz en el bienestar de los mismos, indica que los niveles recomendados y la demanda energética puede variar considerablemente(Brainard, G. 1995).

La energía utilizada está en función no solo de los niveles de iluminación, sino también en la eficiencia de las luminarias y en las horas de uso, de la variación espacial y del aprovechamiento efectivo de la luz natural cuando esta está disponible.

 

En la Argentina, las primeras normas (IRAM AADL J20-05 y J20-06) que establecen niveles de iluminación para interiores fueron realizadas entre 1969 y 1973, basada en normas de Estados Unidos, Alemania y UK, cuando estas aún no hacían las reducciones producidas después de la crisis petroleras, la norma nacional fue reeditada en 1996 sin cambios en sus niveles recomendados. Los últimos estudios realizados en nuestro pais indican que los niveles esperados de confort son distintos si se trata de iluminación natural o de iluminación. Importantes esfuerzos se están realizando para ajustar las recomendaciones incorporando los resultados de las recientes investigaciones a través de las recomendaciones de la AADL.

 

Hoy en día todavía no hay un consenso entre los países en los niveles de iluminación tanto para tareas específicas como para tipos de edificio. Es indudable que la necesidad de varios países de ahorrar energía hizo modificar los niveles de iluminación recomendados, pero por otro lado las investigaciones indican que estos valores son bajos, una posible solución a ambos planteos puede ser encontrada a través de un uso eficiente de la luz natural que puede reemplazar y/o suplir en período diurno a la luz artificial, especialmente en edificios no residenciales.

 

AGRADECIMIENTOS: se agradece la colaboración en el analisis histórico de las recomendaciones nacionales en niveles de iluminacion al Ing. Leonardo Assaf, del Departamento de Luminotecnia, Luz y Visión "Ing. Herberto C. Bühler", Universidad Nacional de Tucumán.

 

ABSTRAC

 

The present paper shows a comparison between the illuminance levels recommended in different countries, including Argentina. The data collection was from national and international standards, Lighting handbooks and published material. We’ve got to the conclusion that there isn’t an agreement of opinion among the different countries in the recommended levels of illumination for each activity in similar types of non-residential buildings. It is also noticed that there is a variation in recommended levels throughout the years. Furthermore, studies about illumination level preferences show values significantly higher than the ones recommended in the standards, and therefore it is necessary to improve the integration between the potential contribution of natural lighting and artificial lighting, particularly in non-residential buildings.

 

 

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA

 

  • CEN, European Standard (1996). Lighting applications. Bélgica.
  • Illuminating Engineering Society of North America IESNA (1993) Lighting Handbook. 8° edición. New York.

     

  • Illuminating Engineering Society of North America IESNA (1999). Recommended Practice of Daylighting. Daylighting committee.

     

  • Mills, E. Y Borg, N. (1999). Trends in recommended illuminance levels: An international Comparison. Journal of the Illuminating Engineering Society. Winter. Paginas 155-163.
  • Norma IRAM AADL J 20-06 ( 1972) (1996). Niveles mínimos de servicio de iluminancia. Argentina.
  • Norma IRAM AADL J 20-06 (1976). Iluminación natural y artificial en industrias. Argentina.
  • Norma IRAM AADL J 20-04 (1974). Iluminación en escuelas. Argentina.
  • Osterhaus, W. (1993) Office lighting: a Review of 80 years of standards and recommendations. Proceedings of the 1993 Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE). Toronto Canada.

     

  • Tonello, G., Sandoval, J. (1999). Recomendaciones para la Iluminación de oficinas. AADL (Asociación Argentina de Luminotecnia).

     

Andrea Pattini

 

Laboratorio de Ambiente Humano y Vivienda (LAHV)- Instituto de Ciencias Humanas Sociales y Ambientales (INCIHUSA) CRICYT-CONICET. Av. Ruiz Leal s/n 5500 Mendoza – Tel. 0261 4288797-Fax 0261 4287370 – Web: http://www.cricyt.edu.ar/ - E-mail: apattini@lab.cricyt.edu.ar

 


Enviado por Andrea Pattini
Contactar mailto:apattini@lab.cricyt.edu.ar


Código ISPN de la Publicación: EpZZyyupuVhQyVgJVL
Publicado Tuesday 24 de February de 2004