Secciones

Medicina y Salud

Enfermedades

Anatomía

Biología

Nutrición

Ingeniería

Química

Física

Tecnología

Astronomía

Lógica y Matemática

Más Publicaciones

Publicar Artículos

Eventos

Enlaces

Importancia de las lipoproteinas


Enviado por Q.C. Ricardo Vázquez Ballona
Código ISPN de la Publicación: EpypuZVyultXMgfYgB


Resumen: El transporte de lipidos a traves del cuerpo humano. Principales clases de lipoproteinas. Principales funciones de las lipoproteinas. El Colesterol. Concentraciones de lipoproteinas en el plasma. Lipidos y ateroesclerosis. Significado clinico del analisis de las apolipoproteinas. Aspectos generales de los metodos inmunoquimicos. Recoleccion, almacenamiento y conservacion de la muestra.


   

  

Índice
1. Introducción
2. El transporte de lípidos através del cuerpo humano
3. Principales clases de lipoproteínas
4. Principales funciones de laslipoproteínas
5. El Colesterol
6. Concentraciones de lipoproteínasen el plasma
7.Lípidos y ateroesclerosis
8.Significado clínico del análisis de las apolipoproteínas
9.Aspectos generales de los métodos inmunoquímicos
10.Recolección, almacenamiento y conservación de la muestra
11.Bibliografía

1. Introducción

Las lipoproteínas son conjugados de proteínas con lípidos, especializadasen el transporte de estos últimos y se dividen en varios grupos según sudensidad:
HDL: Lipoproteínas de alta densidad. Estas se conocen como las protectoras. Yaque no permiten que las otras lipoproteínas que son las agresoras se peguen alas células y nos provoque daños en nuestro cuerpo.
IDL: Lipoproteínas intermedias.
LDL: Lipoproteínas de baja densidad. Estas son las agresoras y son las que másdaño nos pueden producir porque contienen
mayor cantidad de colesterol, estas cantidades de colesterol y ésteresasociadas a la LDL son habitualmente de unas dos terceras partes del colesterolplasmático total.
Su importancia radica en el conocimiento de la homiostasis del colesterol quepuede comprenderse revisando las consecuencias que tienen las concentracionesplasmáticas elevadas de colesterol cuando se mantiene de forma prolongada. Elcolesterol es muy insoluble y se acumula en los leucocitos que se depositan enlas zonas de lesión sobre las paredes internas de las arterias.
Si las concentraciones de colesterol son demasiado altas para su posterioreliminación hacia el torrente sanguíneo, estas células quedan repletas de depósitosgrasos, que luego se endurecen formando una placa, y finalmente obstruyen vasossanguíneos causando infartos, o sea, ataques cardiacos.
VLDL: Lipoproteínas de muy baja densidad y son precursoras de las lipoproteínasse baja densidad.

Conformación de una lipoproteína

Tanto el colesterol como los triglicéridos son transportados en sangreformando parte de moléculas llamadas lipoproteínas. Estas lipoproteínas estánconstituidas además por fosfolípidos, colesterol, proteínas y apolipoproteínas(Figura 1). De acuerdo a la participación porcentual de los diferentescomponentes estructurales, se las clasifica en quilomicrones (QM), lipoproteínasde baja densidad (LDL), lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), lipoproteínasde elevada densidad (HDL) y lipoproteínas de densidad intermedia (IDL).

2. El transporte de lípidos a través del cuerpo humano

Los lípidos no pueden movilizarse en los fluidos corporales debido a sunaturaleza hidrofóbica. Por ello, para permitir su transporte en el organismo,son combinados con proteínas llamadas betaglobulinas para formar lipoproteínas.
Una vez que los lípidos han sido absorbidos a través del intestino, secombinan en el plasma sanguíneo con cadenas de polipéptidos para producir unafamilia de lipoproteínas distinta, las que son clasificadas en función de sudensidad, determinada mediante centrifugación. Como los lípidos son muchomenos densos que las proteínas, se observa una relación inversa entre elcontenido de lípidos y su densidad; por ejemplo, un alto contenido de lípidossignifica partículas de baja densidad.

3. Principales clases de lipoproteínas

En esencia, las lipoproteínas están agrupadas en 3 categorías principales:

  1. Quilomicrón (QM) y proteína de muy baja densidad («Very Low Density Lipropotein» o VLDL). Son relativamente bajas en proteínas, fosfolípidos y colesterol, pero altas en triglicéridos (55 a 95 %). En términos más amplios, estas partículas son denominadas «lipoproteínas ricas en triglicéridos»
  1. Lipoproteínas de densidad intermedia («Intermediate Density Lipoproteins» o IDL) y lipoproteínas de baja densidad («Low Density Lipoproteins» o LDL). Están caracterizadas por elevados niveles de colesterol, principalmente en la forma de ésteres colesterílicos. La segunda forma de colesterol mencionada (LDL) es altamente insoluble. En virtud de que hasta el 50 % de la masa de LDL es colesterol, no resulta sorprendente que el LDL tenga un rol significativo en el desarrollo de la enfermedad aterosclerótica.  
  1. Lipoproteínas de alta densidad («High Density Lipoproteins» o HDL). Los aspectos notables de estas partículas son su alto contenido de proteína (50 %) y su relativamente alto contenido de fosfolípidos (30 %). Generalmente, las HDL son divididas en dos subclases: HDL2 y HDL3. Las HDL2 son grandes y menos densas; las HDL3 son menores y más densas.

4. Principales funciones de las lipoproteínas

Los quilomicrones y las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL)transportan por el cuerpo los triacilgliceroles provenientes de la comida y losendógenos (producidos por el organismo).
Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y las de alta densidad (HDL)transportan el colesterol proveniente de la comida y el endógeno. Las HDL y laslipoproteínas de muy alta densidad (VHDL) transportan los fosfolípidosingeridos y los endógenos.
Las lipoproteínas consisten de un centro de lípidos hidrofóbicos rodeado poruna cubierta de lípidos polares lo que, a su vez, está rodeado por unacubierta de proteína. Las proteínas que se utilizan en el transporte de los lípidosson sintetizadas en el hígado y son denominadas «apolipoproteínas» o «apo».Hasta 8 apolipoproteínas pueden estar involucradas en la formación de laestructura de una lipoproteína. Las proteínas son llamadas Apo A-1, Apo A-2,Apo B-48, Apo C-3, etc.
En su conjunto, las lipoproteínas conservan una concentración de lípidos ensangre de unos 500 mg de lípidos totales en 100 ml de sangre. De estos 500, 120mg son triacilgliceroles (TAG), 220 mg es colesterol y 160 mg es fosfolípido.
Las LDL contienen, típicamente, el 50-70 % del colesterol total sérico y ambosestán directamente relacionados con los riesgos de enfermedades cardíacas ocoronarias. Las HDL contienen, normalmente, el 20-30 % del colesterol total; losniveles de HDL están inversamente relacionados con los riesgos de enfermedadescardíacas o coronarias. Las VLDL contienen 10-15 % del colesterol sérico totaly la mayor parte de los triglicéridos en el suero post-ayuno; las VLDL sonprecursoras de las LDL; se presume que algunas formas de VLDL, en especial lasVLDL residuales, son aterogénicas.
Pequeñas cantidades de colesterol son transportadas, también, por dos clasesmenores de lipoproteínas: las lipoproteínas de densidad intermedia («IntermediateDensity Lipoproteins» o IDL), de densidad 1,006-1,019 Kg. /L y las lipoproteínas(a)de densidad 1,045-1,080 Kg. /L.
Los quilomicrones (densidad <1,006 Kg. /L) aparecen en la sangretransitoriamente, luego de una comida de contenido graso y normalmentedesaparecen por completo antes de 12 horas. Son ricos en triglicéridos yresponsables por el aumento postprandial (luego de comer) de los triglicéridosen el plasma aunque normalmente no tienen efecto importante sobre la concentraciónde colesterol total.

5. El Colesterol

El nivel de colesterol en la sangre está determinado en parte por herencia yen parte por factores adquiridos tales como dieta, cantidad de calorías y nivelde la actividad física.
Los factores que afectan al colesterol en sangre comprenden edad, sexo, pesocorporal, dieta, consumo de alcohol y tabaco, ejercicio físico, factores genéticos,antecedentes familiares, medicamentos, situación menopausia, el uso de unaterapia de reemplazo hormonal y desórdenes crónicos tales como hipotiroidismo,enfermedad obstructiva del hígado, enfermedad pancreática (inclusive diabetes)y enfermedad renal. En muchas personas, un elevado nivel de colesterol sanguíneoconstituye un alto riesgo de desarrollo de una enfermedad en las arteriascoronarias. Los niveles sanguíneos de colesterol total y varias fracciones decolesterol, en especial el colesterol-LDL y el colesterol-HDL son útiles en laevaluación y el monitoreo del tratamiento de pacientes con enfermedadescardiovasculares y otras relacionadas. Los niveles sanguíneos de losmencionados componentes del colesterol, inclusive los triglicéridos, han sidoseparados en las categorías «deseable», «al límite» y «alto riesgo» porel Instituto Nacional de los Pulmones, el Corazón y la Sangre de los EstadosUnidos, en su informe del año 1993. Estas categorías conforman una base útilpara la evaluación y el tratamiento de los pacientes con hiperlipidemia(niveles de lípidos por encima de lo normal). La terapia para reducir estos parámetrosde riesgo incluye dieta, ejercicio físico y medicación y reducción de la masagrasa corporal, lo que resulta particularmente efectivo cuando se lo combina condieta o ejercicio físico.

6. Concentraciones de lipoproteínas en el plasma

El nivel de los lípidos en el plasma es el indicador clínico más comúnmenteusado para medir el riesgo potencial de alguna enfermedad cardiovascularprematura. Los niveles de triglicéridos, colesterol y colesterol-HDL post-ayunotambién pueden ser usados para identificar posibles anormalidades. Es característicode las mujeres la menor concentración de triglicéridos (80 mg/Dl.) respecto dela de los hombres (120 mg/Dl.); las mujeres también tienen más alto nivel decolesterol-HDL (55mg/Dl. versus 43 mg/Dl. para los hombres). El bebé reciénnacido tiene niveles de triglicéridos y de colesterol total entre un medio y untercio de los de un adulto. Los niveles de colesterol-HDL son relativamentealtos en el recién nacido (35 mg/Dl.) en el que la proporción entre colesteroltotal y colesterol-HDL es igual a 2; en los adultos esa proporción es de 3,5para las mujeres y de 4,6 para los hombres. Los niveles de lípidos en losinfantes son, quizá, los «ideales»; al nacimiento, el colesterol total enplasma es bajo mientras que el colesterol-HDL es relativamente alto. Excepto enel caso de anormalidades genéticas, las paredes vasculares de los reciénnacidos están libres de rastros de grasa. La acumulación de grasa aparecedurante los primeros años de vida, indicando que la ingesta alimentaría y losfactores ambientales probablemente influyen sobre la iniciación y la progresiónde la aterosclerosis. Al nacimiento, no se observan diferencias entre bebésvarones o mujeres ya que las hormonas sexuales tienen, aparentemente, unareducida influencia en esta etapa del desarrollo.
Las apolipoproteínas (Apo) son componentes estructurales de las lipoproteínasplasmáticas que, que juegan un papel importante en la regulación delmetabolismo.
De las nueve apolipoproteínas que se conocen, todas difieren en su contenido deaminoácidos y su peso molecular; su concentración plasmática en individuossanos se encuentra en el rango de 0.03 a 0.15 g/l.
Las apolipoproteínas poseen una conformación molecular típica conocida como"alfa hélice anfipática", en la que su porción hidrofóbica integraun alto contenido de aminoácidos no polares y su porción hidrofílica integralos residuos polares de los aminoácidos que son abundantes. Cada estructura esesencial para la integridad de la lipoproteína, para que sea capaz deinteraccionar con los lípidos de la porción hidrofóbica de la molécula delipoproteínas e interaccionar simultáneamente con el ambiente acuoso.
Basados en un criterio alfabético, las apolipoproteínas pueden agruparse encuatro familias que incluyen miembros de diferente estructura, función y caráctermetabólico.

Apolipoproteínas A
Las apolipoproteínas A son un grupo de proteínas distribuidas en formavariable sobre diferentes lipoproteínas; por ejemplo, la Apo A-I y Ia Apo A-IIse encuentra principalmente en HDL, pero también en los quilomicrones. La ApoA-IV se encuentra en forma libre en el plasma o unida a lipoproteínas.

Apolipoproteinas

Peso molecular Kda

Concentración en plasma g/l

Función

Apo AI

28,000

1.0 – 1.5

Activar enzima LCAT

Apo AII

17,000

0.3 – 0.5

?

Apo AIV

46,000

0.15 – 0.20

Secreción de quilomicrones y transporte reverso de colesterol.

Apo B48

250,000

0.5

Secreción de quilomicrones

Apo B100

513,000

0.8 – 1.0

Interacción con receptor LDL

Apo CI

6,500

0.04 – 0.07

Activación de LACT

Apo CII

8,500

0.03 – 0.08

Cofactor de LPL

Apo AIII

8,750

0.8 – 0.15

Inhibición de LPL y su receptor

Apo E

39,000

0.03 – 0.06

Interacción con receptor LDL y receptor Apo E

La Apo A-I es la apolipoproteína más abundante en el plasma; está presentecasi en forma total en HDL y constituye cerca del 90% y 60-70% de la fracciónproteica en las subfracciones HDL2 y HDL3 respectivamente. Los niveles plasmáticosde Apo A-I son generalmente mayores en mujeres y correlacionan positivamente conla concentración de HDL-Colesterol. Esta correlación no es válida en sujetoscon hipertrigliceridemia, en donde la fracción HDL está enriquecida contriglicéridos y casi ausente el colesterol.
La Apo A-I es sintetizada inicialmente en el hígado e intestino como unprecursor proteico, el cual es degradado hasta su forma madura en plasma, que esuna simple cadena polipéptida que contiene 243 aminoácidos. Como el componenteproteico de mayor concentración de HDL, participa activamente en el"transporte reverso de colesterol", actúa como activador de la enzimalecitin-colesterol-acetiltransferasa (LCAT), y como liga para el complejoreceptor-HDL, localizado en el hepatocito y sobre diversas células periféricas.
La apolipoproteína Apo A-II es el segundo componente proteico de mayorconcentración de HDL, aunque está ausente en la subfracción HDL2, este mismoconstituye la tercera parte como componente proteico de HDL3. La Apo A-II seencuentra en menor concentración en plasma respecto de Apo A-I, y los nivelesplasmáticos no correlacionan con los niveles HDL-colesterol. Desde un punto devista estructural, la Apo A-II es diferente al resto de las proteínastransportadoras de lípidos porque es la única apolipoproteínas plasmáticapresente en forma de dimero. La Apo A-II está formada de dos cadenaspolipeptidicas de 77 aminoácidos, unidos por un enlace disulfuro de losresiduos de cistina de la posición 6. La función especifica de la Apo-II noestá claramente especificada, pero recientes estudios indican que interviene enla regulación de la actividad de la lipasa hepática. Sin embargo, una absolutaausencia de Apo-A-II fue observada en una familia japonesa, no encontrándoseasociación con algún trastorno metabólico o condición clínicasignificativa. Lo anterior confirma que la Apo A-Il tiene una reducidaparticipación en el metabolismo de lípidos.
La apolipoproteína A-IV se encuentra en concentraciones mínimas en el plasma yes aquí donde circula en forma libre, así como también se encuentra unida alos quilomicrones y HDLA (cerca del 50%). La Apo A-IV está constituida por unacadena polipeptidica compuesta de 376 aminoácidos, fuertemente conformada comouna alfa-hélice de naturaleza anfipática, condición que es necesaria paraunir los quilomicrones en las células del intestino y participar en eltransporte reverso o contraflujo de colesterol, favoreciendo la interacciónentre el HDL y las células.

Apolipoproteína B
La apolipoproteína B es una proteína con gran peso molecular, presente en losquilomicrones, lipoproteínas VLDL y LDL. Las concentraciones plasmáticas deApo B se encuentran en el rango de 0.8 - 1.0 g/l en individuos normolipémicos.Su concentración es directamente correlacional con los valores de colesteroltotal y colesterol HDL.
Dos formas moleculares llamadas Apo B100 y Apo B48, existen en plasma. Laprimera es una simple cadena polipeptidica de 4,536 aminoácidos; es una de lasproteínas más grandes que existen en el plasma, sintetizada en el hígado ysecretada dentro de VLDL. Esta es cuantitativamente mantenida durante laconversión de VLDL a IDL hasta LDL, de la cual es el único componenteproteico. La Apo B 100 es indispensable para el acoplamiento de las partículasde lipoproteínas (VLDL). Esta juega un papel importante como molécula, ligandopara LDL y su receptor. También participa en la regulación de los niveles decolesterol a nivel sanguíneo.
La Apo B48 está constituida por una cadena polipeptidica de 2,152 aminoácidos(estos aminoácidos son similares a los de Apo B 100, por lo tanto, Apo B48 esel 48% similar con respecto de Apo B 100). Los niveles plasmáticos de Apo B48en un sujeto normal en un periodo de ayuno, es de 50 veces menor respecto de laconcentración de Apo B 100. Esta concentración tiene un remarcado incrementodurante el periodo postprandial.
La Apo B48 es sintetizada en el intestino y es una molécula esencial para laformación de quilomicrones.

Apolipoproteína C
Es una familia de proteínas de bajo peso molecular incluyendo la Apo C-I, C-Ily C-III. Las tres apolipoproteínas difieren en su peso molecular, composiciónde aminoácidos y su función. Las apolipoproteínas C son sintetizadas en mayorproporción en el hígado y en menor proporción en intestino; están presentesen lipoproteínas que integran en su mayor parte triglicéridos, tal es el casode quilomicrones, VLDL, HDL. La Apo C en plasma tiene un importante papel,manteniendo el equilibrio dinámico entre HDL, quiomicrones y VLDL. Laconcentración plasmática en sujetos normales es muy bajo, 0.03 g/l para ApoC-II y 0.15 g/l para Apo C-III. Sólo se puede observar un incremento enperiodos postprandiales y en pacientes con hipertrigliceridemia.
Apo C-I es la apolipoproteína más pequeña; está compuesta de 57 aminoácidos.En procesos in vitro es capaz de activar la enzimalecitin-colesterol-acetiltransferasa (LCAT). Esta situación no indica querealice la misma función in vivo; sin embargo, la concentración y afinidad porla enzima es más elevada que la Apo A-I.
Apo C-Il es un polipéptido de 79 aminoácidos, que está distribuido en formavariable de acuerdo a las diferentes clases de lipoproteínas. Esta juega unpapel muy importante en la regulación del metabolismo de los triglicéridos; esen realidad, un cofactor esencial para la actividad de la lipasa lipoprotéica,enzima responsable de la hidrólisis de los triglicéridos presentes en laslipoproteínas, y es determinante en el catabolismo de lo quilomicrones y VLDL.
Apo C-III está formado por 79 aminoácidos y está presente en plasma en suforma glicosilada. En relación a un análisis isoeléctrico, existen tresisoformas identificables C-III0, C-III1 y C-III2, dependiendo de las moléculasde ácido siálico a las que esté unido (la cual le sirve para favorecer su unióncon su receptor o a otras moléculas). Apo C-II y C-III participan en laregulación de la lipasa lipoprotéica, generando un efecto de inhibición sobreella.

Apolipoproteína E
La Apo E es un polipéptido de 299 aminoácidos, encontrándose en VLDL e LDL ycomo una subfracción de HDL llamada HDL1. La concentración plasmática ensujetos normales es de 0.03 - 0.07 g/l y se llega a incrementar 2 a 3 veces porhiperlipoproteinemia y en un padecimiento conocido como enfermedad beta-ancha,caracterizada por la presencia de una banda gruesa de lipoproteínas que emigraa la región pre-beta en un corrimiento electroforético. La Apo E se encuentralos humanos en tres isoformas reconocidas por análisis isoeléctrico, llamadasE2, E3 y E4. Las tres isoformas difieren una de otra por la sustitución de unsimple aminoácido (arginina por cistina) en dos posiciones específicas de lasecuencia de Apo E. La presencia de tres isoformas, cada una de ellascodificadas por un simple alelo, generan seis diferentes fenotipos, treshomocigotos (E2/E2, E3/E3 y E4/E4), y tres heterocigotos (E2/E3, E2/E4 y E3/E4),distribuidos en forma variable en la población. El fenotipo E3/E3 es el máscomún (60% de la población) y el E2/E2 es el más raro y sirve como criterioabsoluto de hiperlipoproteinemia tipo III.
La Apo E es reconocida por su receptor específico (presente en el hígado yresponsable del catabolismo de los residuos de quilomicrones) y por el receptorLDL (que también une a Apo B 100) la isoforma E2 no es reconocida por ningúntipo de receptor.

7. Lípidos y ateroesclerosis

La asociación entre anormalidades del metabolismo de lípidos y laincidencia de enfermedades cardiovasculares es de todos bien conocida en base alos numerosos estudios epidemiológicos que se han documentado en relación delpapel aterogénico que tiene LDL, así como también la acción protectora oanti-aterogénica del HDL.

La relación directa que existe entre el incremento del nivel de lípidos yla ateroesclerosis está confirmada por los estudios desarrollados después dela década de los 80’s, en los que claramente se demostraba qué niveles bajosde colesterol en sangre están asociados con la reducción de eventoscardiovasculares y el retraso de trastornos ateroescleróticos. (Figura 2)
Es importante que las autoridades sanitarias de cada país en el mundo, a travésde campañas, informen a la población del papel que desempeñan los lípidosplasmáticos en la patogénesis de ateroesclerosis y establezcan los criteriospara identificar un riesgo coronario.
Actualmente las concentraciones de colesterol sanguíneo relacionadas adiferentes condiciones son las siguientes:


Colesterol

Sérico

Condición

200 mg/dl (5.1 7mmol/L)

niveles convenientes en adulto

200-239 mg/dI

(5.17-6.18 mmol/L)

niveles límite

240 mg/dI (6.21 mmol/L)

niveles elevados o patológicos

 

 

Para precisar el riesgo cardiovascular en sujetos con colesterol arriba de240 mg/dl (6.21 mmol/L) requiere como siguiente paso hacer la determinación decolesterol asociado con lipoproteínas aterogénicas, tal como colesterol LDL.Para determinar directamente este analito es necesaria la ultracentrifugaciónde la muestra, ya que el uso de métodos alternativos no otorgan resultadosreales; sin embargo, el equipo requerido solo está disponible en centrosespecializados. Las concentraciones de colesterol LDL nunca podrán serestimadas con adecuada aproximación aplicando la bien conocida formula deFriedewald’s.
Colesterol LDL = Colesterol total - Colesterol HDL - Trigliceridos/5 resultadosexpresados en mg/dl
Colesterol LDL = Colesterol total - Colesterol HDL - Trigliceridos/2.2resultados expresados en mmol/L
Nota: la ecuación jamás deberá usarse cuando triglicéridos supere 400 mg/dl(4.52 mmol/L)
Los valores determinados de LDL son la clave para tomar una decisión clínica einiciar el tratamiento para disminuir las cifras de colesterol.
Los datos de consenso de estudios epidemiológicos sugieren la restricción delos valores de colesterol como único dato para una evacuación clínica lógicay realista de la condición del individuo, considerando los valores decolesterol-LDL como un dato de mayor valor aterogénico.
Sin embargo, otros dos parámetros lipídicos y lipoproteícos como son triglicéridosy colesterol-HDL, juegan un papel importante al establecer el riesgocardiovascular en cada individuo.
Actualmente es conocido por todo el personal de salud que la elevación en losniveles de colesterol-HDL es un factor protector de ateroesclerosis. Estaconsideración también está establecida en un carácter epidemiológico (conaplicación de estudios retrospectivos y prospectivos). Una forma moderada dehipo-alfa-lipo-proteinemia es una forma de dislipidemia diagnosticada en base avalores inferiores de 35 mg/dl de colesterol-HDL; esta condicióninvariablemente se asocia con una elevada incidencia de enfermedadescardiovasculares. Sin embargo, ésta no es evidencia directa y suficiente de queun incremento en el nivel de colesterol-HDL sea la causa del mejoramiento de incondición cardiovascular.
Algunos estudios han demostrado el valor predictivo de las cifras decolestero-HDL en la identificación de sujetos con riesgo cardiovascular. Sinembargo, algunos clínicos interesados en este parámetro han limitado su usoporque han observado modificaciones individuales en sus evaluaciones,dependiendo el método empleado.
El colesterol-HDL puede ser considerado como parámetro durante terapias dereducción de lípidos, pero su modificación puede ser mínima en formapositiva.
Existe mayor controversia sobre si lo triglicéridos tienen un papel importanteen la definición de riesgo cardiovascular. Mientras que la Escuela Americana dePatólogos no considera a los triglicéridos como un factor de riesgoindependiente, la Escuela Europea (particularmente Escandinava) por muchos añosha identificado en la hipertrigliceridemia un factor primitivo e independientede riesgo coronario.
Los mecanismos responsables para la aterogenicidad resultante del incremento delos triglicéridos en sangre, probablemente se encuentran en las modificacionesestructurales y funcionales de las lipoproteínas que se convierten en un mayorfactor de riesgo aterogénico para los pacientes con hipertrigliceridemia. Porejemplo en la lipoproteína LDL, cuando su contenido es alto en triglicéridos yescaso en esteres de colesterol, exhibe una reducida afinidad por sus receptoresespecíficos y es más susceptible a su catabolismo, provocando la acumulaciónde lípidos en las paredes de las venas.
En forma más constante y evidente es la reducción de los niveles decolesterol-HDL en los pacientes con hipertrigliceridemia, donde los valores sonfrecuentemente inferiores a 35 mg/dl (0.91 mmol/L). El significado clínico deeste fenómeno no está bien establecido, pues la reducción de los niveles decolesterol-HDL no refleja una disminución del número de partículascirculantes pero si una simple reducción en el contenido de colesterol.
La hipertrigliceridemia también está asociada con trastornos en el metabolismode carbohidratos y de la coagulación, situación que puede en cualquier momentoagravar la condición vascular del individuo. Por tanto, es muy importantedefinir el papel preponderante o no de los triglicéridos en el desarrollo de laateroesclerosis.
Recientemente, la lista de los parámetros lipídicos y lipoproteicos que nosotorgan un valor pronóstico de la ateroesclerosis se ha extendido a otroscomponentes del sistema lipoproteico, particularmente hacia las apolipoproteínasy lipoproteínas anormales o malignas llamadas lipoproteínas (a) o Lp (a) quees un complejo macromolecular formado por LDL, enlazado a una glicoproteína.
La lipoproteína (a) es estructuralmente homóloga al plasminógeno y existe enel plasma en varias isoformas de diferente peso molecular, con rangos de 200 a700 KD. Los niveles plasmáticos son igualmente variables con rangos de 0 a 1.0g/L. El papel fisiológico de la Lp (a) no está bien definido, pero unaconcentración plasmática de 0.3 g/dl está asociada con una elevada incidenciade ateroesclerosis a nivel coronario y periférico. La lipoproteína (a) pareceestar involucrada en la formación de placas ateroescleróticas por un doblemecanismo: inhibición de la fibrinólisis y la acumulación de lípidos comoparte de la placa ateroesclerótica.

8. Significado clínico del análisis de las apolipoproteínas

En el año de 1979 P. Avogaro fue el primero en demostrar la utilidad de ladeterminación de las apolipoproteínas para identificar sujetos con elevadoriesgo cardiovascular.
La concentración plasmática de Apo A-I se encuentra reducida un 15% y laconcentración de Apo B, incrementada 43% en pacientes con infarto al miocardio,cuando es comparada la concentración de individuos sanos control.
La relación Apo A-I/B (relación entre apolipoproteínas anti-aterogénicas yaterogénicas) fue reducida un 40% en pacientes con infarto al miocardio, estosniveles y su relación manifiestan un valor discriminante entre pacientesnormales y en riesgo cardiaco, con mayor evidencia y claridad que los parámetrosclásicos lipídicos y lipoproteícos.
En diversos estudios se ha confirmado la disminución, a veces moderada, de ApoA-I y el incremento marcado y constante de los niveles de Apo B, en pacientescon infarto al miocardio y que generalmente manifiestan complicacionesvasculares.
Consecuentemente, la relación Apo A-I/B es considerada por muchos autores comoun índice poderoso de riesgo coronario.
La evaluación de apolipoproteínas en pacientes sujetos a una angiografíacoronaria ha indicado la existencia de una fuerte correlación de los valoresApo A-I y Apo B como el marcador coronario que refleja un deterioro del sistemaarterial.
La relación Apo A-I/B debe usarse no únicamente para identificar a sujetos conriesgo coronario, sino también como un índice importante de la severidad yprogreso de la enfermedad ateroesclerótica.
Otras evaluaciones de apolipoproteínas que se han adicionado a las clásicasdeterminaciones de Apo A-I y Apo B durante años, son los análisis de Apo A-Ily Apo E pero hasta el momento no existe una correlación de resultados paradefinir un riesgo cardiovascular.
Otras razones para evaluar las apolipoproteínas y que otorguen información deutilidad clínica, es que la apolipoproteína es el mejor índice para estimarel número de partículas en la circulación sanguínea, particularmenteimportante en el caso de los pacientes con hipertrigliceridemia en el que laslipoproteínas tales como LDL, HDL manifiestan alto contenido de triglicéridos,por lo que exhiben menor cantidad de colesterol, en consecuencia, el resultadode HDL-colesterol es erróneamente interpretado; en este sentido, la determinaciónde la concentración de Apo A-I proporciona información más exacta paraestimar el nivel de HDL en el paciente.
Continuando con el comentario de HDL, se ha mencionado que la determinación deApo A-Il y la relación A-I/A-II es una valoración alternativa a la difícilmetodología de Ultracentrifugación recomendada para estimar las fracciones deHDL.
La determinación de apolipoproteínas es un marcador especifico para distinguirlas anormalidades del metabolismo de lípidos. En el caso de unahiperapobetalipoproteinemia, que es un trastorno asociado al alto riesgocoronario, la concentración plasmática de Apo B está elevada en presencia deniveles normales de colesterol total y colesterol LDL.

Problemas prácticos en el análisis de apolipoproteínas
La utilidad clínica de la determinación de apolipoproteínas consisteprincipalmente en la identificación del riesgo cardiovascular y en determinarla condición del metabolismo individual, pero existen algunos aspectos técnicosque son importantes de considerar, dependiendo las características de lametodología que se emplee para su evaluación.
El primer punto a considerar es que algunas características de las lipoproteínaspueden afectar la determinación de las apolipoproteínas.
Las lipoproteínas son un sistema heterogéneo en el que las apolipoproteínasestán distribuidas en forma variable en partículas de diferente tamaño yestructura. Por esta condición, es importante que los métodos empleados parala determinación de los niveles de apolipoproteínas sean capaces de reconocery cuantificar las apolipoproteínas contenidas en las distintas partículas delipoproteínas.
Las lipoproteínas tienden a agregarse in vitro, condición que puedemanifestarse como una desventaja para la conservación de la muestra o laadecuada preparación de un estándar.
Finalmente, el verdadero problema consiste en establecer los valores normales,así como anormales para las diferentes apolipoproteínas.
Los actuales métodos de análisis deberán estandarizarse y establecerseniveles internacionales de referencia como requisitos para alcanzaresta meta clínica.

9. Aspectos generales de los métodos inmunoquímicos

Hoy en día los métodos inmunoquímicos se han ampliado y apreciado enel laboratorio clínico por su sensibilidad, especificidad y calidad. Lasprincipales técnicas para valorar y cuantificar las apolipoproteínas Apo A-I yApo B incluyen:
• Radioinmunoensayo (RIA)
• Inmunoenzimáticas (ELISA)
• Inmunodifusión radial (RID)
• Electroinmunodifusión (EID)
• Nefelometría (INA)
• Inmunoturbidimetría (ITA)

Estos métodos no están libres de la crítica. El problema principal es quelas apolipoproteínas no están presentes en el suero en forma aislada, sinocomo grandes partículas químicamente heterogéneas. Esto provoca respuestavariable, a veces significativa, dependiendo de las características de lasmuestras (normolipemia o hiperlipemia) del anticuerpo empleado, así como tambiéndel material de calibración.
Al emplear un anticuerpo en la identificación de una proteína especifica sepermite una medición más exacta aunque se encuentre en un medio que contengaotras proteínas sin la necesidad de una separación o purificación preliminar.La especificidad del anticuerpo dirigido hacia la apolipoproteína dependenotablemente del inmunógeno empleado o de la apolipoproteína purificada o no.El rápido desarrollo de varios métodos de imnunoensayo ha generado un gran númerode datos y de observaciones, aunque algunos discordantes por la naturaleza yreactividad de los calibradores empleados. Desafortunadamente, en la actualidadlos laboratorios clínicos carecen de un método más simple, no inmunoquímico,con el fin de establecer adecuadamente la estabilidad de la concentración plasmáticade apolipoproteínas, con el cual puedan ser frecuentemente referidos losresultados obtenidos. En relación a la precisión analítica del inmunoensayo,es inferior respecto a otras técnicas, el coeficiente de variación (% CV)generalmente está arriba del 2% para los resultados obtenidos en una mismacorrida y se incrementa del 7-8% en aquellos que son procesados en diferentescorridas. La imprecisión se debe no sólo a los reactivos (anticuerpospoliclonal), los cuales muestran diferente avidez, especificidad y afinidadhacia el antígeno, sino también ala predilección de la muestra y alprocedimiento analítico por sí mismo. También se deben considerar los erroresde la fase analítica.

Resumen de métodos para la valoración
De Apolipoproteínas

Método

Específico

Fácil manejo

Equipo especial

Muestra

Radioinmunoensayo

Si*

No

Contador de centelleo

Pretratamiento y dilución deshecho

Inmunoenzimático

Si*

No

Lavadores, Iectores

Pretratamiento y dilución

difusión radial

Si

Si

Placas agar

Tiempo

Electroinmunoensayo

Si*

No

Cámara electroforesis

Pretratamiento

Nefelometría

Si

Si

Nefelómetro

Dilución

Inmunoturbidimetría

Si

Si

Espectrofotómetro

Directo

 

* Depende del tratamiento de la muestra.

10. Recolección, almacenamiento y conservación de la muestra

En una publicación reciente de BROWN et. al (1988), evalua diferentesprocedimientos para la obtención de sangre y los posibles efectos en ladeterminación de la Apo A-I por el método de Radioinmunoensayo (RIA). Lasvariables probadas fueron:
a) El tiempo que transcurre entre la obtención del espécimen sanguíneo y laseparación del plasma (el cual puede ser de importancia en los estudiosepidemiológicos donde la muestra se obtiene lejos del laboratorio);
b) La presencia de los inhibidores de proteasas (necesarias para mantener laintegridad estructural de la Apo B);
c) La conservación a-70ºC por seis semanas.
d) La adición de varios conservadores o aditivos al plasma tales como antibióticos,bacteriostáticos y antimicóticos (los cuales pueden servir para proteger laintegridad de la Apo A-I durante su congelamiento y su descongelamiento).
Los resultados de este estudio no mostraron efectos notables por las diferentesvariables; arriba mencionadas; los autores señalan que esta conclusión esaplicable únicamente al método de RIA.

El mismo estudio también fue realizado por Albers et. al. (1980) en donde sediscutió la conservación de las muestras para la determinación de Apo A-I yApo-II mediante el método de Inmunodifusión Radial (RID), Las conclusiones eneste caso indicaron que la muestra puede ser conservada a 4ºC por un mes ymedio, y en el caso de estar libre de contaminación bacteriana es establedurante 2-3 años a 20ºC.
De estudios realizados por diferentes autores y mencionado por S. Marcovina y J.Albers de un reciente "reporte de estandarización para la determinaciónde la apolipoproteína A-I y B" (Viena, abril 1989), de esta informaciónes deriva: que en los métodos de Nefelometría (INA) e Inmunodifusión Radial(RID) al emplear un anticuerpo mono o policlonal no se afectan por la presenciadel anticoagulante (heparina o EDTA); sin embargo, la muestra sérica es la másrecomendable porque el plasma presenta un decremento del 3 al 4% en Losresultados por la dilución de la muestra (plasma) a consecuencia de la salidadel liquido intracelular, la cantidad de anticoagulante utilizada y el efecto dela congelación y la descongelación en donde se activa la formación defibrina.
La concentración de ambas apolipoproteínas en las muestras no cambiasignificativamente después de ser conservadas 18 días a 4ºC. Por elcontrario, cuando las muestras almacenadas por 6 meses a -20ºC o -70ºC yanalizadas por Nefelometria muestran cambios significativos en la concentración,mientras que los resultados por Inmunodifusión Radial son constantes aún despuésde ser conservadas un año en las mismas condiciones.
En investigaciones recientes se ha demostrado que al emplear el método deInmunoturbidimetría (ITA), la conservación de las muestras por dos meses a -20ºCo –70ºC no afectan la concentración de Apo A-I y Apo-B.
Por los antecedentes y estudios mencionados se ha observado que la conservaciónde las muestras, pretratamiento y dilución pueden ser un factor deinterferencia en la determinación de apolipoproteínas por algunos métodosinmunoquímicos existentes. Por otro lado, considerando exclusivamente el métodode Inmunoturbidimetria en que su alta estabilidad de reactivos, característicasde operación, fácil instrumentación y la posibilidad de usar la misma curvade calibración por varios días sin que exista un error significativo,permitiendo el rápido procesamiento de las muestras, evitando el riesgoinherente a los procesos de conservación, para asegurar la calidad deresultados y que éstos reflejen fielmente la condición clínica y fisiológicadel paciente, para cumplir con el principal objetivo y/o misión de todolaboratorio clínico.

11. Bibliografía

Apolipoproteínas en Bayer Diagnóstico. Ano I, Número 3. Julio, 1997. Págs.5-7
Apolipoproteínas en Bayer Diagnóstico. Ano I, Número 4. Septiembre, 1997. Págs.3-6
http://mcb.berkeley.edu/courses/mcb135k/outline/lipoprotein.html
http://my.webmd.com/
http://www.cholesterol-tests.com/
http://www.med.unibs.it/~marchesi/lipoprot.html
http://www.nhlbi.nih.gov/
http://www.ottawaheart.ca/researchbioathlipo.htm

 

Autor:
Q.C. Ricardo Vázquez Ballona
rvballona@hotmail.com
rvballona@yahoo.com.mx


Enviado por Q.C. Ricardo Vázquez Ballona
Contactar mailto:rvballona@hotmail.com


Código ISPN de la Publicación: EpypuZVyultXMgfYgB
Publicado Saturday 9 de August de 2003