Afecciones ginecológicas más comunes

afecciones ginecologicas

Las enfermedades o afecciones ginecológicas pueden afectar la fertilidad en las mujeres, por lo que llevar un control de salud del aparato reproductor femenino es útil para evitar  el desarrollo de este tipo de trastornos.

Cuando comienza la vida sexual de una mujer, una visita anual al ginecólogo se hace imprescindible. Los exámenes ginecológicos son clave para detectar posibles trastornos o enfermedades ya que una revisión y detección oportuna puede, no solamente prevenir problemas de fertilidad, sino incluso salvar la vida.

Mediante pruebas ginecológicas clásicas como la ecografía, el ginecólogo puede detectar enfermedades y proponer un tratamiento que evite futuros problemas.

Pero, ¿cuáles son las enfermedades o afecciones ginecológicas más comunes? A continuación vamos a destacar tres enfermedades graves que afectan la salud de la mujer.

Miomatosis o miomas uterinos

Los miomas uterinos son tumores benignos que se forman en el útero. La infertilidad por fibromas en el útero es una consecuencia bastante común de esta afección ginecológica. Los miomas uterinos no suelen desembocar en cáncer de útero, pero deben ser tratados para evitar complicaciones a mediano y largo plazo.

Este tipo de tumores tienen diferentes tamaños y algunos tipos presentan un crecimiento paulatino, llegando incluso a ocupar completamente el útero. En la mayoría de pacientes que sufren miomatosis uterina suelen observarse múltiples miomas, aunque también existen casos en los que sólo se presenta un solo mioma.

La miomatosis uterina suele presentarse en mujeres de todas las edades, siendo más común en personas mayores de 30 años.

Dispareunia

La dispareunia no es una enfermedad como tal, pero es considerada como una afección del útero por las molestias que genera en las mujeres. Definimos la dispareunia como el dolor que experimenta una mujer en el útero cuando mantiene relaciones sexuales.

Estas molestias provocan diferentes niveles de dolor, dependiendo de la persona que los sufre. Hay mujeres que experimentan dolores muy agudos que les impiden por completo mantener cualquier tipo de relación sexual.

Esta afección suele provocar problemas psicológicos y una aversión al sexo por parte de la mujer que la padece. No solo nos encontramos con una aversión a las relaciones sexuales, sino también a problemas emocionales asociados a este rechazo a la actividad sexual.

El abandono de la actividad sexual suele derivar el problemas de pareja o en trastornos del estado de ánimo profundos como la depresión. Por eso se suele indicar que, aunque la dispareunia no es una enfermedad como tal, es el preludio de problemas derivados que deben ser tratados por especialistas.

Enfermedad inflamatoria pélvica

La EPI  o enfermedad inflamatoria pélvica es una afección que se caracteriza por la inflamación de los ovarios, el útero y las trompas de Falopio. Esta enfermedad puede provocar problemas en los órganos encargados de la reproducción de la mujer.

La enfermedad inflamatoria pélvica suele ser ocasionada por bacterias, mayormente transmitidas por enfermedades de transmisión sexual (ETS). Si no se tratan adecuadamente las infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia, es posible que se desarrolle la EPI.

Es importante conocer las enfermedades ginecológicas más comunes y sus síntomas básicos para poder detectarlos a tiempo y acudir con un especialista. No olvidemos que los problemas de salud detectados y tratados a tiempo suelen ser curables.

5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *