El peligro (o no) de tener las Pulsaciones Bajas

El peligro (o no) de tener las pulsaciones bajas

Qué es la bradicardia o frecuencia cardíaca baja

La frecuencia cardíaca baja o bradicardia es un descenso de frecuencia cardíaca habitual de un ser humano. Es decir, nuestro corazón bombea sangre a un ritmo menor lo que provoca que nuestros órganos tengan menos oxígeno para desempeñar su actividad.

En Internet encontramos muchísima información acerca del peligro de tener las pulsaciones bajas, pero la información que podemos consultar no siempre es del todo fiable.

Tener una frecuencia cardíaca baja puede llegar a ser peligroso o no, dependiendo de varios factores por lo que, a continuación vamos a explicar que consecuencias para el ser humano tener pulsaciones por minuto bajas.

Frecuencia por minuto baja y frecuencia normal

La frecuencia cardíaca de un ser humano sano y en reposo está entre sesenta y cien (60-100) pulsaciones por minuto, un amplio ratio.

Para que hablemos de frecuencia cardíaca o baja, debemos tener unas pulsaciones por minuto inferiores a 60.

No obstante, tener las pulsaciones bajas no siempre significa que tengamos un problema de salud ya que hay numerosos factores que influyen en el número de pulsaciones.

Por qué los deportistas tienen pulsaciones bajas

No me cuadra lo que he leído. Si tener las pulsaciones bajas puede ser síntoma de un problema de salud, ¿por qué los deportistas tienen la frecuencia cardíaca baja? Es la típica pregunta que nos hacemos todos cuando leemos información sobre la bradicardia.

Efectivamente, los atletas o deportistas suelen tener las pulsaciones por minuto en niveles muy bajos. Sobre todo los ciclistas, que realizan esfuerzos muy altos durante su actividad física.

Miguel Indurain tenía 28 pulsaciones por minuto en reposo durante su época de ciclista profesional

El ritmo cardíaco de los deportistas de élite es mucho más bajo de lo normal debido a su actividad física diaria y a unas rutinas de entrenamiento adaptadas a la actividad que realizan en competición.

El corazón es un músculo que se puede preparar mediante un entrenamiento exhaustivo para que bombee la suficiente sangre sin necesitar grandes esfuerzos.

Causas de tener bradicardia o pulsaciones bajas

La bradicardia es un problema común y tiene numerosas causas posibles que explican su aparición aunque entre las más comunes suelen estar la ingesta de determinados medicamentos y algún problema cardiovascular.

Además, otras causas de una frecuencia cardíaca baja pueden ser problemas hereditarios del corazón o el propio paso de los años (envejecimiento natural).

Síntomas de la bradicardia

Tener las pulsaciones por minuto bajas es algo que puede ser difícil de detectar, ya que no es algo que solemos medir. Pueden aparecer tras realizar otra serie de pruebas por alguna complicación pero no estaría de más asegurarnos de tener unas pulsaciones normales para evitar trastornos asociados como cansancio, mareos, fatiga muscular, dolor de tórax, etc.

Cómo puedo medir las pulsaciones

La bradicardia debe ser diagnosticada por un médico para que pueda valorar la dimensión del problema, ya que hay personas que tienen las pulsaciones bajas y no presentan ninguna complicación asociada.

Las pruebas más comunes para medir las pulsaciones por minuto son:

  • Prueba de esfuerzo
  • Estudio Electro Fisiológico o EFF
  • Monitor de Holter
  • Electrocardiograma o ECG

Si tiene la sensación de que sus pulsaciones son bajas, le recomendamos que acuda a su médico de cabecera para que le tome las pulsaciones de forma profesional y le tome la tensión, ya que muchos problemas cardíacos suelen estar relacionados con problemas de tensión.

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *