Por qué las mujeres no ganan premios Nobel

Si una mujer gana el Premio Nobel de Física la semana que viene será la primera en hacerlo en más de 50 años. Una barbaridad. Pero ¿por qué las mujeres no suelen ganar los premios Nobel?

El desequilibrio de género es objeto de críticas hacia los premios, muchas de las cuales apuntan a los comités del Nobel que se encargan de nominar y entregar estos galardones.

En la historia de los premios, las mujeres han ganado solo el 3% de los premios de ciencias, y la gran mayoría han sido otorgados a científicos occidentales.

Las mujeres han ganado solo el 3% de los premios de Ciencias en toda la historia de los premios Nobel

Algunos argumentan simplemente que los premios tienden a reconocer el trabajo de una época en la que la representación de las mujeres y los investigadores no occidentales en la ciencia era incluso más baja de lo que es hoy.

Quizá te interese: Mujeres ganadoras de los Premios Nobel

Pero los estudios muestran repetidamente que los sesgos de género permanecen en las ciencias, y la lentitud del progreso fue especialmente evidente en 2017, cuando no hubo mujeres galardonadas por segundo año consecutivo.

En 2016 y 2017 no hubo mujeres premiadas en los Nobel

Reglas de nominación de los Nobel

Alfred Nobel estableció las reglas básicas que rigen estos premios. Los ganadores son elegidos por diferentes organismos: la Real Academia Sueca de Ciencias otorga los premios en química, física y economía, y la Asamblea Nobel en el Instituto Karolinska en Estocolmo otorga el premio de fisiología o medicina, que forma un comité para cada premio.

Los comités invitan a científicos eminentes a nominar personas, los cuales generan una lista restringida.

Las organizaciones que otorgan los premios de ciencias han empezado hace poco a ajustar sus procesos de nominación para alentar la diversidad geográfica y de género entre los nominados al premio. Pero no está claro cuanto tardarán estos cambios en hacer efecto, ya que por el momento son nulos.

Qué dicen los representantes de los Premios Nobel

Göran Hansson, secretario general de la Real Academia Sueca de Ciencias, dice que incluso en los tiempos que corren: “Muy pocas mujeres pueden ser nominadas para los premios”. Pero es difícil saber el número exacto ya que Hansson se negó a revelar la tasa de las mujeres nominadas, citando los estatutos de la academia, que estipulan que las nominaciones son confidenciales.

“Muy pocas mujeres pueden ser nominadas para los premios Nobel”. Göran Hansson, secretario general de la Real Academia Sueca de Ciencias

Por primera vez, el comité llamará explícitamente a los nominadores a considerar la diversidad en cuanto al género, la geografía y el tema para los premios de 2019.

Necesitamos que la comunidad científica vea a las mujeres científicas y nominar a aquellas que hayan hecho contribuciones sobresalientes “, señala Hansson.

“El mínimo empujón posible puede marcar la diferencia, así que los elogio por eso”, dice Curt Rice, presidente de la Universidad Metropolitana de Oslo y director del Comité de Noruega sobre Equilibrio de Género y Diversidad en la Investigación.

Pequeños cambios para potenciar la diversidad en los premios

Hay más cambios previstos. Por primera vez, las cartas para los premios de física y química indicaran que los nominadores pueden presentar hasta 3 nombres de científicos diferentes. Esto es algo que, aunque ya era posible, no se había destacado.

Este enfoque podría conducir a una mayor diversidad en los premios y nominaciones, porque la investigación muestra que las personas toman decisiones más variadas cuando seleccionan múltiples candidatos que cuando eligen solo uno, dice Iris Bohnet, economista del comportamiento de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts. “Estoy encantada de escuchar este cambio en los Nobel”, dice ella.

Hace aproximadamente dos años, los comités supervisados por la Real Academia Sueca de Ciencias comenzaron a aumentar considerablemente el número de mujeres elegibles para hacer nominaciones.

Hansson estima que, de los aproximadamente 500 científicos que cada comité elige, la representación de las mujeres se ha duplicado a un promedio de alrededor del 25%. (Un portavoz de la academia se negó a proporcionar cifras más precisas, citando nuevamente los estatutos de la academia sobre confidencialidad).

El premio en Fisiología y Medicina ya tiene un mejor registro: las mujeres representan el 21% de los galardonados de la última década. Pero la Asamblea Nobel sigue preocupada por el desequilibrio de género, dice su secretario general, Thomas Perlmann. La asamblea está aumentando el número de mujeres y científicos jóvenes que invita a nominar, y está continuamente mirando cómo se formula la carta de invitación.

Rice dice que impulsar a las mujeres entre las nominadas (y en los propios organismos de premios) es positivo, pero es poco probable que tenga mucho impacto porque muchos estudios muestran que, con los mismos sesgos culturales, ambos sexos tienden a favor de los hombres.

Perlmann, sin embargo, dice que la asamblea ha notado que las mujeres tienen una probabilidad ligeramente mayor de nominar a otras mujeres.

Otras Sugerencias más radicales

Bohnet y Rice propusieron otras medidas que las academias podrían tomar durante una conferencia de febrero sobre género convocada por los comités Nobel y la junta directiva de la Fundación Nobel.

Bohnet sugirió que los comités podrían evaluar a los candidatos al comparándolos entre sí, en lugar de juzgarlos por separado. Su investigación sugiere que esto ayuda a los evaluadores a enfocarse en la calidad más que en las características demográficas, lo que puede reducir el sesgo. Para maximizar el impacto de los cambios que ya están en marcha, los comités deberían ir más allá de resaltar que los científicos pueden hacer múltiples nominaciones.

Más radicalmente, también podrían insistir en que sus listas cortas tengan el mismo número de hombres y mujeres, sugiere Rice. O los organismos adjudicadores podrían, por un solo año, decidir otorgar todos los premios a mujeres científicas. “Hay pocas cosas que podrían sacudir el mundo científico tanto como eso”, dice Rice.

Rice señala que las medidas de igualdad de género pueden encontrar resistencia porque a algunas personas les preocupa correr el riesgo de reducir la calidad. Pero “la idea de que no hay mujeres con la calidad suficiente en esos campos es ridícula”, dice.

Hansson señala que las medidas de diversidad no se realizan para mejorar las estadísticas, sino para ayudar a los mejores científicos a ganar garantizando que no se pase por alto a las mujeres sobresalientes. El Premio Nobel necesariamente tiene una perspectiva a largo plazo, dice. “Admitimos que somos lentos, pero somos conscientes de la situación y trabajamos en ella”, dice.

Cualquier sugerencia de introducir cuotas para los grupos étnicos minoritarios y el género tampoco estaría en consonancia con la voluntad de Alfred Nobel.

La academia no tiene planes de publicar datos sobre la demografía de los candidatos, a pesar de que los estudios sugieren que aumentar la conciencia pública sobre la disparidad podría alentar el cambio. Pero si las medidas actuales no afectan el cambio, la academia volverá a analizar el tema de la diversidad, dice Hansson.

Rate this post

Artículos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *