Síndrome coronario agudo – Definición, síntomas y causas

Síndrome coronario agudo

El síndrome coronario agudo, también conocido como SCA, es una patología que se asocia a una reducción del flujo sanguíneo al corazón.

El síndrome coronario agudo es una de las enfermedades más frecuentes en la actualidad, debido a la vida sedentaria y llena de malos hábitos alimenticios. Por lo tanto, es necesario conocer todos los aspectos relacionados a esta patología, para de esa forma poder evitar y/o combatir su desarrollo.

Fisiopatología del síndrome coronario agudo

La acumulación de placas grasas en los vasos sanguíneos y en las paredes de las arterias coronarias, son la causa más común para el síndrome coronario. Las placas grasas dificultan el transporte de oxígeno, así como también de los nutrientes que se dirigen a los músculos cardíacos.

Esta acumulación puede ocasionar que los depósitos de placas grasas se rompan, dando como resultado la formación de un coagulo de sangre, el cual, impedirá la circulación normal de la misma.

Además, es necesario destacar que debido al bajo suministro de oxígeno, se produce la muerte celular, la cual daña gravemente a los tejidos musculares; aumentando el riesgo de ocasionar un ataque cardíaco (conocido como infarto de miocardio).

No obstante, si la muerte celular no ocurriese, la deficiencia de oxigeno evitaría que los músculos cardiacos trabajen de forma correcta, originando así, un trastorno que se conoce como angina de pecho inestable.

Síntomas del síndrome coronario agudo

Con frecuencia las personas que sufren del síndrome coronario agudo, padecen de dolor intenso en el pecho, este síntoma suele ser mucho más frecuente en las mujeres, los adultos mayores y pacientes con diabetes.

sintomas sindrome coronario agudo

No obstante, también existe otra variedad de síntomas, entre los cuales podemos encontrar:

  • Molestias en los hombros, brazos, espalda, cuello, zona superior del abdomen y/o la mandíbula.
  • Síntomas de indigestión.
  • Dolores de cabeza nocturnos
  • Nauseas y vómitos.
  • Diaforesis o sudoración excesiva.
  • Dificultad al respirar.
  • Fatiga o cansancio.
  • Mareos, desmayo o aturdimiento.
  • Ansiedad o estrés

Factores de riesgo

Son varios los factores que provocan problemas del síndrome coronario agudo, es común que se presente principalmente en hombres mayores de 45 años y mujeres a partir de los 55 años.

Sin embargo, factores como la presión arterial alta, el tabaquismo, colesterol en la sangre, dieta poco saludable, diabetes, sobrepeso, falta de ejercicios, antecedentes familiares, antecedentes de preeclampsia o diabetes en el embarazo, son determinantes en la aparición de esta enfermedad.

Tratamiento para el síndrome coronario agudo

El tratamiento para el SCA puede variar según la fase en la que se encuentre la enfermedad del paciente. Generalmente, en la fase inicial se asigna alguno de los siguientes medicamentos:

  • Nitroglicerina.
  • Estatinas.
  • Trombolíticos.
  • Bloquenates beta.
  • Antiplaquetarios.

Sin embargo, si el síndrome coronario agudo ya se encuentra relativamente avanzado y los medicamentos no causan el efecto necesario, entonces se debe recurrir a los siguientes tratamientos:

Angioplastia coronaria

Se trata de un procedimiento quirúrgico que busca dilatar la arteria o vena obstruida, con el objetivo de que la sangre pueda fluir con naturalidad. Para ello, el especialista introduce un catéter en la arteria afectada, a través de este, se filtra un alambre, en conjunto con un pequeño balón desinflado.

Luego se comienza inflar el balón, con la finalidad de que este expanda la arteria, mientras comprime la placa contra las paredes arteriales. Los resultados a este procedimiento son inmediatos y es sumamente recomendable, ya que es uno de los tratamientos con mayor índice de aceptación entorno al tipo de pacientes que pueden aplicar al mismo.

Bypass en la arteria coronaria

Para llevarlo a cabo, el médico tomará una muestra de un vaso sanguíneo perteneciente a la pierna, pecho o muñeca. Dicha muestra se unirá a la arteria coronaria que se encuentra obstruida, con el objetivo de crear un nuevo camino para que la circulación de la sangre llegue al corazón.

Los resultados de esta intervención suelen ser duraderos, sin embargo, es necesario llevar un estilo de vida saludable, para que así el SCA no se desarrolle nuevamente.

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *